www.diariocritico.com

El primer ministro belga teme un atentado "en centros comerciales o transportes públicos" y paraliza Bruselas al menos un día más

El primer ministro belga teme un atentado 'en centros comerciales o transportes públicos' y paraliza Bruselas al menos un día más
Ampliar
(Foto: EP)

> Ordena que este lunes el Metro de la capital siga cerrado, colegios y universidades no abran sus puertas y recomienda que no abran bares y restaurantes

domingo 22 de noviembre de 2015, 19:13h

Los colegios, las universidades y todos los centros educativos de la región de Bruselas y el Metro de la capital belga permanecerán cerrados al menos este lunes, ante el temor a una cadena de atentados similares a los registrados el viernes 13 de noviembre en París, ha anunciado el primer ministro de Bélgica, Charles Michel. La ciudad permance así blindada un día más, pero en un día laborable, lo que complica enormemente las cosas, según han reconocido las autoridades. Estas incluso recomiendan a restaurantes y bares que no abran al público.

"Tememos ataques similares a los de París, con varios individuos que lancen varios ataques contra objetivos potenciales que pensamos pueden ser centros o vías comerciales, transportes públicos y lugares muy concurridos", ha explicado Michel en una rueda de prensa al término del Consejo Nacional de Seguridad.

Tras evaluar la situación de riesgo, las autoridades han decidido mantener el nivel de alerta máximo (4) en la región de Bruselas y mantenerlo en nivel 3 en el resto del país.

El órgano de evaluación del riesgo (OCAM, por sus siglas en francés) reevaluará al situación en la tarde del lunes y el gabinete de crisis decidirá después si mantiene o modifica las medidas de seguridad adoptadas hasta la fecha.

El cierre de los centros educativos afecta a colegios, escuelas de estudios superiores y universidades, pero no a las guarderías, cuya actividad se decidirá "caso por caso", ha dicho el primer ministro, que ha llamado a "la prudencia y la vigilancia".

El Gobierno es consciente de que las medidas decididas van a "complicar la vida económica y profesional" de Bruselas, pero considera que es necesario mantener el nivel de alerta, ha añadido Michel.

Además de las medidas adicionales anunciadas, el Gobierno ha decidido mantener el fuerte despliegue de fuerzas policiales y militares en la ciudad, en especial en lugares considerados "sensibles".

El metro de Bruselas ha permanecido cerrado durante todo el fin de semana, después de que el nivel de amenaza terrorista se elevara al máximo en la noche del viernes, aunque el tráfico de autobuses y de tranvías en superficie se ha mantenido casi con normalidad.

Los museos, cines y centros culturales también permanecen cerrados desde el viernes, en una ciudad casi desierta en la que la mayoría de sus habitantes ha evitado hacer vida en la calle.

Las autoridades, además, no decretaron pero sí recomendaron el cierre de restaurantes, bares y otros lugares de ocio dados a aglomeraciones. La noche del sábado los lugares habitualmente más frecuentados aparecían desiertos, aunque en la mañana del domingo la mayoría de tiendas y restaurantes turísticos del centro reabrieron.

Las instituciones europeas, por su parte, han indicado que están en permanente contacto con las autoridades del país y que han adaptado las medidas de seguridad de sus edificios en Bruselas, pero no prevén cerrar sus instalaciones el lunes.

De hecho está previsto que el Consejo acoja el lunes una reunión de ministros de Educación y otra de ministros de Economía y Finanzas de la zona euro (Eurogrupo) y no hay indicios de que vayan a ser suspendidas, según han señalado fuentes comunitarias.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios