www.diariocritico.com

'Historia', la palabra más repetida por el Rey: ¿por qué?

jueves 24 de diciembre de 2015, 23:22h

Cuando el jefe del Estado dirige, una vez al año, un mensaje a los ciudadanos de su país, máxime cuando este país vive momentos políticamente convulsos, cada palabra está minuciosamente calculada. Por eso, cuando la palabra más repetida por Felipe Vi en su mensaje de Nochebuena este año ha sido ‘Historia’, y cuando el mensaje, por primera vez, se ha grabado en el histórico palacio de Oriente, algún significado hay que buscar. Es evidente que, aunque la palabra ‘Cataluña’ no figuró en el muy meditado texto real, la historia de un país en común, convocada desde el palacio real, construido en tiempos del Felipe V y donde tantas cosas se han vivido a lo largo de los tres últimos siglos, estaba ahí, presente en los suntuosos salones.

El mensaje del Rey fue muy contenido. Extremadamente prudente, como corresponde a la personalidad de quien lo pronunció. Fue un mensaje en el que no se quiso dispersar lo que se quería transmitir: España es un país lleno de Historia, con mayúscula, que aglutina un territorio diversos, pero unido y que así debe seguir siendo, bajo una Constitución cuya reforma en ningún momento fue sugerida por el Monarca. De hecho, el mensaje, grabado cuando ya se conocía el resultado de las elecciones del pasado domingo, tenía muy pocas sugerencias acerca de cómo administrar el futuro. Está claro que el Rey ha querido transmitir que a él no le corresponde incitar –al menos así, tan en público- soluciones para salir del atolladero en el que nos han dejado los resultados electorales.

Consta que Don Felipe es un ferviente partidario -como lo son muchos otros- de una coalición entre las principales fuerzas políticas, una coalición que pueda poner en marcha las reformas políticas, económicas y sociales que el país sin duda necesita. Pero eso será, probablemente, algo que el jefe del Estado hable de manera más extensa (y privada) con sus interlocutores políticos –Rajoy, Sánchez, Rivera, Iglesias y demás- cuando, en los próximos días, mantenga contactos con ellos de cara a la formación de un Gobierno. En la noche más mágica del año, a Don Felipe le tocó repetir los viejos conceptos intocables: Historia -muchas veces-, España, constitucional, juntos, unir, diversidad, nación, cohesión, entendimiento, fraternal, instituciones dinámicas, diálogo, concertación, compromiso, serenidad y confianza en la continuidad…Eso, y referencias de pasada a la superación del paro a Europa y a los atentados yihadistas –obviamente, sin mencionar esta palabra--, fue la tónica del mensaje más esperado de cuantos haya pronunciando jamás un Monarca –Juan Carlos I y Felipe VI—en las treinta y siete últimas Nochebuenas.

Así que perdón por interpretar, porque todo se ha dejado a la interpretación. Fiel, como digo, a su conducta habitual, Don Felipe ha querido ser extremadamente cauto. Nadie podrá criticar ni una de sus palabras, aunque no faltarán nacionalistas que lo intenten. A ellos y a los secesionistas, que son el principal peligro para el Estado en su configuración actual, les iba dirigido principalmente este mensaje. A buen entendedor…


- El blog de Fernando Jáuregui: 'Cenáculos y mentideros'

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.