www.diariocritico.com
El Barcelona se proclama campeón de Liga tras ganar (0-3) en Granada en la última jornada
Ampliar
(Foto: Reuters)

El Barcelona se proclama campeón de Liga tras ganar (0-3) en Granada en la última jornada

sábado 14 de mayo de 2016, 19:27h

El FC Barcelona ha conquistado este sábado su 24º título de Liga al imponerse (0-3) al Granada en el Nuevo Los Cármenes, en la trigésimo octava y última jornada de competición, con 91 puntos por los 90 del un Real Madrid que estiró sin éxito su persecución hasta el final ganando (0-2) al Deportivo de la Coruña en Riazor. La pelea por el título quedó en cosa de dos, tras la derrota del Atlético ante el Levante en la penúltima jornada, para el último fin de semana. El líder Barça no falló en Granada para guardar su posición y defender el título liguero que conquistó la pasada campaña. El cuadro culé derrotó al andaluz con tres tantos de Luis Suárez, dos en la primera parte, 40 en la temporada.

No dudó el Barça y no falló, dejando todo sentenciado al descanso gracias a los dos goles de Luis Suárez. El Granada no salió a morder, pero tampoco puso las cosas fáciles a un Barça que para nada se encontró con un pasillo al título. Además, aunque ya con el 0-2 en el marcador, los nazaríes tuvieron alguna que otra ocasión de recortar diferencias, pero el Barça controló el 'tempo' y puso la puntilla con el 'hat-trick' de Suárez.

El Barça ha terminado la Liga invencible e imparable, con un balance de 24 goles a favor y ninguno encajado en las últimas cinco jornadas, con 15 puntos de 15. Tenían ganada la competición, con el Atlético de Madrid y el Real Madrid a 9 y 10 puntos respectivamente, estuvieron a punto de tirar todo por la borda con cuatro jornadas sin ganar y tres derrotas consecutivas --en el Clásico, ante Real Sociedad y Valencia-- pero se recuperaron a tiempo con esta serie impecable.

Solo fueron 15 los minutos que el Barça no era virtualmente campeón y que la Liga apuntaba hacia Madrid. Pero el Barça se adelantó y recuperó el liderato que había perdido durante ese cuarto de hora gracias a una jugada colectiva marca de la casa. Arrancó el capitán Iniesta en la zona izquierda de tres cuartos de campo, abrió al carril zurdo para Jordi Alba que hizo una buena pared con Neymar, que le dejó solo, y este vio la entrada totalmente solo de Luis Suárez, que la empujó a placer con la derecha.

Suárez, además, firmó el 'hat-trick' del triunfo, de la Liga número 25, y sumando 40 goles en esta Liga respondió a los dos goles de Cristiano Ronaldo en su lucha particular por el 'Pichichi' y amplió a 5 la diferencia de tantos entre ambos. Además, se encargó de mantener líder al Barça y obligaba al Granada a irse arriba si quería igualar la contienda y regalar un mejor presente a su afición. Lo hizo, con el tiempo, pero sin frutos pese a un disparo al palo de Barral, ya en el descuento, con 0-3.

Por contra, el equipo de Luis Enrique, se veía ya con el trabajo duro hecho tras el primer gol del uruguayo, y más sabiendo las noticias que llegaban de Riazor. El segundo gol, el de la tranquilidad, despejó todas las dudas. Los 15 minutos que pasaron desde el gol inicial de Cristiano Ronaldo en La Coruña quedaron en un susto, y la segunda parte fue una fiesta 'in crescendo' culminada con el tercer gol de Suárez y el pitido final de Hernández Hernández.

Además, el tridente acabó contento. No solo Suárez, con su 'Pichichi', sino un Messi y un Neymar que le ayudaron a lograrlo. Neymar, asistido por Messi y ante Andrés Fernández, optó por mirar a un lado, buscar al uruguayo y regalarle el gol. Un 0-3 que dio el título al Barça, que intentó celebrarlo sobre el terreno de juego pero tuvo que irse al vestuario ante una masiva invasión de campo de la afición granadina, con camisetas de ambos clubes, que quiso sumarse a la fiesta. No hubo incidentes, pero sí quejas de algunos jugadores del Barça.

Campeones durante 13 minutos

Los pupilos de Zidane fueron campeones de Liga durante 13 minutos. El primer gol de Cristiano, en una buena acción colectiva, puso momentáneamente a los blancos en cabeza, que no sabían del empate blaugrana en Los Cármenes. La Liga estaba más en juego que nunca a 1.000 kilómetros de diferencia entre un estadio y otro.

Resultó llamativo, cuanto menos, que los merengues --después de haber tirado la Liga en enero-- alcanzasen la jornada final con opciones de título e incluso llegaran a situarse en la cumbre hasta que Luis Suárez deshizo la ilusión capitalina con el 0-1 en Granada. Casi cuarto de hora que el Barça gestionó de la mejor de las maneras.

Sin embargo, los de Zidane siguieron a lo suyo y ampliaron la renta tan solo cinco minutos después del primer gol culé. Otra vez Cristiano, en un remate de cabeza que golpeó en Mosquera, y despistó a un Pletikosa que no pudo hacer nada. Los deberes estaban hechos para el Madrid, que esperaba el milagro en territorio nazarí.

Una entelequia que perdió toda lógica cuando Luis Suárez hizo el 0-2 para el FC Barcelona. El banquillo del Real Madrid aprovechó para decírselo a Dani Carvajal, pero nada cambió en esta primera parte. Cristiano la estrelló en el larguero y Benzema buscó el gol, sin premio, de manera muy insistente.

A partir de ahí, tras el paso por vestuarios, el Madrid se olvidó de la Liga y miró a Milán. Zidane dio descanso a Cristiano, Kroos y Bale, y el conjunto blanco levantó el pie del acelerador. El partido perdió interés, sobre todo porque el Deportivo tampoco quiso añadirle más picante al asunto, en su línea de las últimas semanas.

Lucas Pérez, al poco de comenzar el segundo acto, tuvo la ocasión más clara de un Dépor que también lo intentó al final con varios lanzamientos lejanos que encontraron a un atento Keylor Navas. Además, los últimos minutos fueron aprovechados para ovacionar a Pletikosa, que dejará el Depor de cara al próximo curso, y a Manuel Pablo, el veterano lateral derecho que también se despidió este sábado de su público.

En resumen, un triunfo insípido de los merengues por la victoria del Barça en Granada, pero nada que no fuese previsible, al menos por lo que decía la estadística. El Madrid, que apretó lo imposible al Barça, se quedó sin una Liga que había dado por perdida hace ya cinco meses. Todo pasa por Milán. La undécima espera allí.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios