www.diariocritico.com

Populismos de extrema derecha e izquierda. Los riesgos del PP

sábado 12 de noviembre de 2016, 12:08h
Bernstein en el Siglo XIX ya argumentó contra Carlos Marx que era una falacia que la clase obrera se se empobreciera con la industrialización. La poblacion europea se dobló, el PIB en capacidad adquisitiva se multiplicó por ocho, los precios industriales bajaron a la mitad y la renta se multiplicó por cuatro.

Ahora me corresponde argumentar que los populismos de extrema derecha y de izquierda estan progresan-do de forma espectacular, pues los ciudadanos de los distintos paises, parecen hallarse disgustados con quie-nes les gobiernan, caso Trump, Le Pen, Liga Norte ( Bossi), Forza Italia, Erdogan , Orban, Putín.... todos ellos xenofobos, y todos mintiendo a sus votantes con una politica, más parecida a los fascismos que a otra cosa, aunque el fascismo, apareciera por la miseria, y no por su disgusto con las elites dominantes, como ha pasado en España con los tranversales Podemos y Ciudadanos contra la Casta, otra falacia.

Esto ha ocurrido en los USA que tienen el 20% del PIB mundial y un salario medio de 3000 dolares, y no ha sido Trump, sino casi la mitad de los votantes, quienes han aceptado sus mentiras y sus locas afirmaciones que llevaron al planeta a la mayor preocupación. Ahora todo parece calmarse, por afirmarse, que una cosa es lo que se dice en campaña y otra lo que se hace cuando se gobierna, aunque yo estoy convencido de que Trump seguira al menos en parte su falacia, haciendo gastar al pais algo asi como un trillon ( americano) de dolares, lo que a la larga empobrecerá al pais o a la guerra, como lo hicieron Hitler y Mussolini. El gasto desmesurado, cuando se realiza en infraestructuras o en armamento parece crear riqueza, el problema y el crac vienen, cuando estas tremendas inversiones se deben y se descubre que no eran rentables, es decir no producian surplus, es decir ahorro. Eso lo pagaremos todos los habitantes del planeta, obligados a apoyar a la mayor superpotencia, si no queremos un guerra mundial.

En España el PP, que ha pasado un año en la interinidad, sin embargo ha ido creciendo en votos, porque la izquierda (PSOE) iba perdiendo entusiasmo entre sus votantes, aunque tambien Podemos, desde diciembre 2015 a junio 2016. No se, si eso es, que la ciudadania se decanta más por la derecha, sin existir esa extrema derecha, pues el PP anda más por la senda de la socialdemocracia, aunque ahora hay que esperar ver si le dejan gobernar de verdad. De acuerdo que le han votado, pero ¿que va a pasar con el presupuesto, o con cualquiera otra ley que intenten que se apruebe? ¿Se seguiran absteniendo los socialistas o votaran todos en bloque contra el PP?. Naturalmente que a su vez el PP tiene mayoria de bloqueo( desde los 117 escaños), ademas de tener mayoria absoluta en el Senado. ¿ Que va a pasar?. Mucho me temo que habra que convocar nuevas elecciones.

Estas, en su caso ocurriran en una Europa, en la que estan, a lo Trump, creciendo mayorias Lepenistas, que no sabemos si se desarrollaran en España, aunque lo normal es que surja con fuerza un partido de Ex-trema derecha, copiando estos movimientos prefascistas, que la campaña de Trump en USA ha puesto en marcha. Dentro y fuera de Estados Unidos, muchos han considerado la candidatura presidencial de Donald Trump como poco más que un chiste. Sin embargo, merece la pena según ES Global, detenerse en un análisis más profundo de su visión del mundo y del papel que cree que Estados Unidos debe jugar en él. Hasta ahora conocíamos apenas unas cuántas promesas algo estrambóticas pero, en las últimas semanas, el candidato ha detallado los principios de su política exterior en largas entrevistas con los dos grandes periódicos estadouni-denses. Ahora ya podemos analizar cómo ve la realidad internacional Trump y qué efectos tendra para el mundo su presidencia.

Su visión: América primero, no es difícil entender que atraiga a muchos electores cuando dice que “cons-truimos una escuela en Irak y la arrasan, la reconstruimos y la vuelven a arrasar… y mientras tanto, no tene-mos dinero para una escuela en Brooklyn. Tenemos que cuidar de nosotros mismos”.

Asia: escalada nuclear y guerra comercial. El considera que antes que seguir gastando en proteger a Japón y a Corea del Sur de la amenaza de Corea del Norte, es preferible permitir a sus dos aliados que desarrollen sus propios arsenales nucleares, pues, sabe que China no lo permitira.“Imaginen por otra parte, lo que signi-ficaría para la confianza de los mercados una guerra comercial entre las principales potencias mundiales”. Si miramos a los últimos datos el comercio entre ambos países es de casi 600.000 millones, cualquier reducción significativa sería una catástrofe para ellos y también para la economía mundial. Ademas de que China tiene una gran parte de la deuda americana.

Europa: ¿el fin de la OTAN?. Cuando Donald Trump dice que la OTAN está obsoleta, en muchas capita-les europeas hay extrañeza. Cuando habla de “quitar y poner países”, sudores fríos. Pero cuando afirma que

es una organización “económicamente injusta para Estados Unidos porque ayuda mucho más a los aliados y nosotros pagamos una parte desproporcionada”, entonces se encienden las alarmas. La OTAN no es sólo una iniciativa americana y la piedra angular de su sistema defensivo desde mediados del siglo XX, es además una organización que depende enormemente de EE UU para su sostenimiento: Washington asume el 22% de las aportaciones directas al presupuesto, más del doble que el segundo, Reino Unido. Además, su gasto militar representa el 70% del de todos los países de la alianza.

Romper la baraja en Oriente Medio. Ese protagonismo estadounidense es precisamente lo que Donald Trump quiere evitar en Siria. Y tiene un plan. En concreto, quiere cortar el flujo de refugiados estableciendo zonas seguras dentro de la propia Siria mediante una invasión, pero sin poner las tropas ni tampoco el dinero: los soldados serían saudíes. La propuesta no es muy diferente del enfoque del presidente Obama pero la dife-rencia es que, a la vez, Trump declara que Bashar al Assad es una especie de mal menor con el que EE UU puede convivir. ¿En qué tipo de operación puede entrar Arabia Saudí para favorecer a su enemigo declarado, un hombre apoyado además por su rival regional, Irán?

El presidente impredecible. En cualquier caso y a pesar de la agenda que él mismo ha avanzado, no está claro qué medidas tomaría en realidad el presidente Donald Trump porque él mismo invita a los estadouni-denses a valorar su impredecibilidad. Cree que en política exterior la transparencia está reñida con la efica-cia: “si gano, no quiero estar en una posición en que ya he dicho lo que haría o dejaría de hacer. No quiero que sepan lo que pienso”. Tal vez por eso tampoco quiso contarle a The New York Times en qué circunstan-cias usaría la fuerza militar de EE UU: “no puedes tener una regla porque cada situación es diferente. De-pende del país, la región, de cuánto de amistosos han sido con nosotros.” Una cosa es segura, Donald Trump al ganar las elecciones hará difícil que los observadores se aburran. El acierto o el desastre, todo será impre-decible.

¿En que forma el Trumpismo afectará a la politica española? Evidentemente, de forma tan impredecible como las politicas que el mismo desarrolle, y que se observen, como positivas o negativas, por los partidos españoles. De momento, Podemos y PSOE ya estan en contra, mientras quel PP y Ciudadanos pastelean.

BERNARDO RABASSA ASENJO.
PRESIDENTE DE CLUBS Y FUNDACIONES LIBERALES.
MIEMBRO ASOCIADO DE ALIANZA LIBERAL EUROPEA (ALDE), PREMIO 1812. PREMIO CIUDADANO EURO-PEO 2013.
MEDALLA AL MÉRITO CULTURAL 2015.

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.