www.diariocritico.com

Los Globos de Oro, a punto de pincharse

La huelga de lápices caídos que los guionistas estadounidenses mantienen desde principios del pasado mes de noviembre amenaza con boicotear la ceremonia de entrega de unos de los premios más prestigiosos de Hollywood, los Globos de Oro. Varias estrellas del cine y la televisión ya han anunciado que no acudirán a la gala que se celebrará el domingo 13 de enero del próximo año, en el hotel Beverly Hilton de Los Angeles, si antes los estudios no alcanzan un acuerdo con los guionistas y ponen fin a la huelga.
   De hecho, el pasado jueves, cuando se dio a conocer el nombre de los candidatos para los premios que concede la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood, el entusiasmo que tradicionalmente se vive todos los años ante el anuncio de los nominados para los galardones que se consideran la antesala de los Oscar se vio empañado por una huelga que ha colocado en una situación muy difícil a muchos profesionales del mundo del cine y la televisión. Y si el conflicto con los guionistas no se soluciona, la gala del próximo mes de enero podría ser una ceremonia sin estrellas que recorran la alfombra roja ni que suban al escenario para recoger sus premios.

   Los miembros de la WGA, el sindicato de guionistas estadounidenses, ya han anunciado que, si no hay acuerdo antes del próximo 13 de enero, apoyaran el boicot al a ceremonia aunque con "gran pesar en sus corazones" porque "es una fiesta de los artistas". Este el caso de Ronald Harwood, el guionista de la película 'La escafandra y la mariposa', nominado por primera vez al premio al mejor guión y que puede ver como su gran oportunidad pasa de largo. "Nunca he estado en los Globos de Oro, pero si los escritores no van, yo también tendré que boicotearlo. Tengo miedo", afirmó.

   Pero no todos son tan pesimistas, el director de 'Promesas del Este', nominada como mejor película, y también miembro de la WGA, David Cronenberg, es más optimista y espera que de aquí a enero haya una solución, aunque si no es así está preparado para asumir las consecuencias. "Sería algo hipócrita por mi parte saltarme los piquetes", afirmó con resignación.

   El creador y protagonista de 'Californication', nominada como mejor comedia y él como mejor protagonista, David Duchovny, es tajante al ponerse del lado de los guionistas. "Yo nunca cruzaré los piquetes. Probablemente enviaría a un doble en mi lugar", apuntó con ironía. "Esto apesta. Solo quiero que acabe lo antes posible", afirmó Christina Applegate, la estrella de 'Samantha Who?', nominada al premio a la mejor actriz de comedia.

   Las veletas de Hollywood

   Pero hay otras estrellas que son muy volubles en sus convicciones. Es el caso de Katherine Heigl, una de las protagonistas de la exitosa serie 'Anatomía Grey' que el miércoles afirmó, mientras participaba en un piquete a las puertas de los estudios de la Paramount, que no acudirá a la ceremonia a menos que la obliguen. "No pienso romper el piquete, no a no ser que contractualmente me obliguen a hacerlo, así que, en principio, no estaré en los Globos de Oro", dijo.

   Pero horas después, tras conocer la lista de nominados y comprobar que era candidata al premio a la mejor actriz de reparto, cambió radicalmente de postura y en declaraciones a 'The Hollywood Reporter' recogidas por otr/press, aseguró que sí asistirá a la gala. "Por su puesto que estaré en la ceremonia a pesar de todo. Ahora solo tengo que buscar qué ponerme", dijo.

   También asistirá el nominado más longevo, Ernest Borgnine de 90 años, candidato al mejor actor de telefilm que dijo que irá a la gala obligado por su mujer que ya ha escogido un vestido. Aunque el veterano actor también tuvo unas palabras para los estudios: "Estoy totalmente a favor de los guionistas. Todos tenemos que tener nuestro pedazo del pastel y ¿por qué ellos no? ¡Páguelos!", exclamó.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios