www.diariocritico.com
Torrent inicia la segunda ronda de contactos pese a la falta de apoyos a la investidura de Sànchez
Ampliar
(Foto: Parlament)

Torrent inicia la segunda ronda de contactos pese a la falta de apoyos a la investidura de Sànchez

lunes 05 de marzo de 2018, 10:00h
A pesar del 'portazo' de la CUP, que se abstendría en una votación de investidura del candidato de JxCat, Jordi Sànchez, el presidente del Parlament, Roger Torrent inicia este lunes la segunda ronda de contactos con los grupos parlamentarios para tratar de desbloquear esta situación. La abstención de la CUP impediría que Sànchez fuera elegido en primera votación, pero tampoco lo conseguiría en la segunda si el ex president Carles Puigdemont y el ex conseller Antoni Comín, fugados en Bruselas, no renuncian a sus escaños. Esta opción ya ha sido descartada por el PDeCat. Ante esta situación encallada, más de 3 meses después de las elecciones autonómicas, JxCat y ERC deberían buscar nuevas alianzas parlamentarias, con el PSC y Catalunya En Comú-Podem para investir al presidente de la Generalitat. Sobre esta posibilidad ya habló ayer el portavoz de ERC, Joan Tardá, quien llamó a "tender puentes" con estos partidos, tras la 'ruptura' con la CUP.

Roger Torrent, presidente del Parlament, inicia este lunes la segunda ronda de contactos con los grupos para tratar de desbloquear la investidura del presidente de la Generalitat. A pesar de la negativa de la CUP, Torrent ha decidido seguir adelante con sus planes en plena guerra abierta en el bloque independentista. Con el rechazo de la CUP y una vez descartado que Puigdemont y Comín, huidos en Bruselas, renuncien a sus actas, hay otra opción para investir a Jordi Sànchez, aunque esta pasaría por la abstención de Catalunya En Comú-Podem en la segunda vuelta. Sin embargo, la portavoz de los comunes, Elisenda Alamany, insistió ayer en que no votarán a un candidato de Junts per Catalunya, si bien están abiertos a apoyar a uno republicano. "Lamentablemente esta puerta no está abierta ahora".

Al término de un consejo extraordinario del PDeCAT, su presidenta y portavoz, Marta Pascal criticó duramente la actitud obstruccionista que mantiene la CUP. "¿A quién más quieren enviar a la papelera de la historia?", preguntó, recordando la expresión que usó la CUP en enero de 2016 cuando el expresidente Artur Mas renunció a ser investido, como pedían los anticapitalistas para poner en marcha la legislatura.

Para Pascal, JxCat "tienen todo el derecho a reivindicar la presidencia de la Generalitat, y Sánchez es un buen candidato puesto que representa la pluralidad del soberanismo". La CUP, en su opinión, "tiene que dar argumentos sólidos que puedan hacer entender a la ciudadanía por qué están bloqueando de esta forma". En esta línea, la dirigente nacionalista se ha mostrado dispuesta a seguir negociando a puerta cerrada para conseguir un Govern estable, y ha descartado un nuevo escenario electoral porque, según indicó, Cataluña no puede permitírselo y no ven otro escenario que no sea el acuerdo. "No estamos en la fase ni del postureo, ni la unilateralidad, ni la desobediencia, estamos en la fase de dar cumplimiento al mandato de los ciudadanos del día 21", subrayó Pascal.

El diputado de la CUP Vidal Aragonés afirmó, por su parte, que su formación no quiere ir de nuevo a elecciones. "Pero si la alternativa debe ser que gestionemos una autonomía", indicó, "quizás no sea la peor de las alternativas".

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, defiende "tender puentes" con el PSC y los comunes, ya que considera que "el republicanismo debe converger" con las fuerzas políticas favorables a un referéndum vinculante pero también con el socialismo catalán.

En un artículo que publica 'EL PERIÓDICO', titulado Ni astucias, ni huida hacia delante, ahora toca ser más, el diputado catalán afirma que es necesario que en el independentismo haya "menos tripas y más cerebro". En este sentido, se reafirma en la necesidad de que ERC protagonice un acercamiento a las fuerzas políticas de izquierda, como la liderada por Xavier Domènech, "y reconstruir puentes de entendimiento con el socialismo catalán, el PSC de Miquel Iceta". "El municipalismo", indica, "puede ser un buen laboratorio" para reconstruir esos puentes entre ERC, el PSC y los Comunes.

Además, el dirigente de ERC sostiene que "la intolerancia del nacionalismo español y la falta de proyecto del reino de España para con Cataluña hacen prever un escenario complejo y difícil", y culpa al Gobierno de Mariano Rajoy de haber impuesto las tesis involucionistas de Manuel Fraga en lugar de "reconocer el Estado como plurinacional, pluricultural y plurilingüístico".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios