www.diariocritico.com

Asesinatos de ETA, de Pardines 1968 a Diego Salvá 2009

viernes 18 de mayo de 2018, 11:59h

Ayer acudí a la Casa árabe invitado por la Fundación TRANSICIÓN española a la presentación del libro PARDINES, CUANDO ETA EMPEZO A MATAR, de Florencio Domínguez y de Gaizka Fernández, en presencia del Ministro del Interior Juan Ignacio Zoido, y bajo la presidencia de mi amigo y exministro Rafael Arias Salgado, y del editor de TECNOS Manuel González. Me sorprendió, la presencia de tres generales de la guardia civil en la primera fila y de algunos otros mandos, cuando caí en la cuenta que José Antonio Pardines era un guardia civil y que el 7 de junio se cumplen 50 años del primer asesinato de ETA: el joven guardia civil José Antonio Pardines a manos de Txabi Etxebarrieta, convertido en el primer 'mártir' de la organización terrorista.

En Malpica de Bergantiños los más mayores aún le recuerdan. Es quizá en el único lugar donde lo hacen. Lleva medio siglo muerto, lo mismo que olvidado. La historia tiene escrita para él una triste línea; ser la primera víctima asesinada por ETA. Es una línea similar a la que tiene su asesino; ser el primer miembro de la banda terrorista muerto mientras huía en un tiroteo con la Guardia Civil. La historia del primer asesinado y el primer asesino en la historia de ETA están entrelazadas desde hace mucho tiempo, en junio se cumplirán cinco décadas

José Antonio Pardines y Txabi Etxebarrieta nacieron con un año y medio de diferencia, a mediados de los 40, y murieron sólo con unas horas de margen. El primero, de un tiro a quemarropa, el segundo, mientras escapaba para no ser detenido. Pero la vida póstuma de Txabi Etxebarrieta nada ha tenido que ver con la de Pardines. Al primer etarra que asesinó y murió los suyos no han parado de recordarle, de reivindicarlo en público hasta hacer de él un símbolo, un mártir. Pero a José Antonio, el hijo de José y Estrella, el de los Pardines Arcay, los años y los suyos, la sociedad a la que servía, lo ha dejado en la cuneta de la memoria. Ambos representan la síntesis de una parte importante de la historia que ahora ETA quiere dar por finalizada. Curiosamente el ministro del Interior venia de Calvia en Mallorca ese mismo dia de recordar la memoria de Carlos Saenz de Tejada y de Diego Salvá asesinados por ETA el 2009 en Palmanova, El primero y el ultimo de los 853 asesinados por ETA en el periodo en que ETA decidió asesinar pues según ellos resultaría eficaz para conseguir la independencia de Euskadi, hasta que la labor policial, básicamente de la guardia Civil acabó con sus objetivos y con su capacidad de acción. Eran tiempos en que los movimientos nacionalistas IRA y ETA creían posible independizarse, hasta que ambos fracasaron pues ese camino de muerte no era capaz de poner en valor. La falta de ética del asesinato y menos por bombas o por la espalda, a tración.

Pardines murió en jun control de carreteras, pero no solo lo mato etxebarrieta, sino que también lo hizo Iñaki Sarasketa que le acompañaba y que ha muerto más recientemente, sin ser acusado del mismo aunque había en el cadáver 5 casquillos tres de un arma y otros dos de otra, según Gaizka Fernández, mientras que un camionero navarro acudía en auxilio del guardia civil, un héroe, Fermín Garcés que fue homenajeado recientemente on 89 años, por no solo ayudar sino por perseguirlos en otro coche y avisar a la Guardia civil.

Mentira, pues, la heroicidad de Txabi Etxebarrieta, pues disparó cuando el guardia seguía teniendo enfundada su arma, y tenia en la mano los papeles del coche y lo hizo aprovechando la casualidad del control pues, en la reunión que ETA mantuvo en Ondarroa (Vizcaya), en la denominada Biltzar Ttipia (Pequeña reunión) del 2 de junio de 1968, se acordó que los primeros en la lista de objetivos a eliminar con las armas que iban a comenzar a emplear debían ser Melitón Manzanas y José María Junquera, jefes de la Brigada de Investigación Social de San Sebastián y Bilbao, respectivamente. Al frente de la operación se puso a Txabi Etxebarrieta que aprovecho su encuentro casual para empezar a matar.

Según los autores tres son las motivaciones que llevan a seguir buscando los asesinos, sobre todo aquellos desconocidos primero el apoyo a las fuerzas de seguridad, segundo a las Victimas del Terrorismo y tercero especialmente a la Guardia civil.

También se ha puesto en marcha según el Juan Antonio Zoido la operación Zerga en la que se han incautado bienes a 57 etarras para indemnizar a víctimas

La operación busca recaudar más de ocho millones de euros para asegurar la responsabilidad civil de sentencias a la que no se ha hecho frente. La Guardia Civil ha puesto en marcha este jueves gracias a la información facilitada por la Audiencia Nacional la Operación Zerga (impuesto en euskera) para intervenir inmuebles, vehículos y cuentas bancarias propiedad de más de medio centenar de etarras que no han hecho frente a las indemnizaciones a víctimas a las que habían sido condenados. La cuantía de la deuda que se intenta recuperar supera los ocho millones de euros. Entre los terroristas afectados están históricos de la banda como Idoia López Riaño, Mercedes Galdós y Enrique Letona.

La investigación la inició hace más de un año el Servicio Común de Ejecutorias de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, responsable de certificar el cumplimiento de las sentencias de los tribunales de este órgano judicial. Sus funcionarios analizaron durante meses todas las sentencias en las que miembros de ETA habían sido condenados a pagar indemnizaciones y no habían prescrito. La mayoría de los etarras autores de los atentados más graves quedaron fuera de las pesquisas porque cuando abandonaron la cárcel y, por tanto, podían comenzar a trabajar y tener ingresos la deuda ya había prescrito.

Finalmente, Juan Antonio Zoido en nombre del Gobierno ha prometido que no se perdonaran si se condonaran en ningún caso condenas a etarras y que en ningún modo habrá ningún acuerdo con la banda por haber anunciado su disolución recientemente. Tendrán que cumplir fehacientemente lo que determina la Ley hasta sus últimas consecuencias, no pueden quedar sin castigo los asesinatos y los heridos desde Pardines a Diego Salvá.

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.