www.diariocritico.com

Por si acaso, revisa tu clearing house

lunes 15 de octubre de 2018, 11:29h

“Una cosa es ser solidario y otra es serlo a cambio de nada”. Mariano dixit. Así se expresaba el anterior Presidente del Gobierno en una entrevista que concedía a la Cadena Cope el 30 de junio de 2016. La frase es una de las 10 del ex presidente que sirven para dar vida a un juego de cartas ideado alrededor de esos momentos memorables. Solidario a cambio de nada, ¡habrase visto!

Es posible que el juego de cartas haya llegado como presente al Palacio de la Moncloa, porque el jueves salía de allí un acuerdo de 50 folios como base para el Presupuesto del Estado de 2019, al que bien puede aplicarse lo dicho por el ex presidente. Difícil resistirte en este contexto a no recoger otra frase pronunciada en la Tribuna del Congreso el 2 de marzo de 2016: “Lo que nosotros hemos hecho, cosa que no hizo usted, es engañar a la gente”.

Prestamos aquí mucha atención a la política monetaria, y huimos un poco de la fiscal, posiblemente porque es la primera la que marca el ritmo al que se mueven los mercados. La letra la ponen los políticos cuando elaboran y ejecutan sus presupuestos. Los contenidos del acuerdo entre el Gobierno y Podemos pueden no llegar a traducirse en el Presupuesto de 2019 porque las mayorías parlamentarias precisas no parecen estar a su alcance, amén del control del Senado por la oposición, pero es una clara indicación de por donde se orienta una política que compromete gasto fijo a financiar con ingresos variables. Quizá es que necesiten un SWAP para equilibrar la ecuación, aprovechando que los derivados han quedado explícitamente fuera del impuesto a las transacciones financieras (Capítulo 14.2).

No saben lo que se pierden, porque ahí si se mueve dinero. El Banco de Inglaterra advierte estos días de las consecuencias que puede tener un Brexit uro para el mercado de derivados. Según sus propias estimaciones, el valor nocional de los derivados OTC registrados en Reino Unido que mantiene en sus libros empresas de la Unión Europea es de 69 bill de libras (90 bill de dólares) y de ellos 41 bill tienen vencimiento más allá de marzo de 2019. No
son cifras que manejemos todos los días, de modo que pongamos el importe en contexto. Las estimaciones del Banco Mundial cifran el PIB mundial en 2017 en 80 billones de dólares, es decir que el problema con los derivados OTC de las empresas europeas no es asunto menor. El problema radica en que son las llamadas clearing houses británicas las que se ocupan del registro, custodia y liquidación de los derivados, y en algunos casos no hay en el continente similares agentes en disposición legal de asumir este papel.

En Reino Unido, tres de estas instituciones (LCH, ICE Clear Europe y LME Clear) procesan, gestionan y garantizan 450 billones de dólares en derivados de todo tipo. El temor a un Brexit sin transición está provocando inquietud entre los bancos europeos, que en algunos casos podrían verse obligados a cancelar sus derivados y si el equivalente continental está en disposición de jugar el mismo papel, contratar de nuevo el derivado en un país de la UE.

En el mejor de los casos eso es tiempo y coste, en otros es simplemente imposible. Quizá no está de más revisar los contratos propios, contactar con la contrapartida bancaria para conocer el liquidador del contrato y preguntar acerca de los planes de contingencia que pueda tener la entidad.

No debería de llegar el problema al minorista, pero ¿en quién podemos confiar si la solidaridad no es a cambio de nada, se engaña a la gente y según Trump la FED está “out of control”? En todo caso, cuídese de meterse en política. Fíjense en el astronauta.

José Manuel Pazos

Consejero Delegado del Grupo Omega Financial Partners
www.omegafinancialpartners.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.