www.diariocritico.com
La Península, en alerta por la entrada de una masa fría de aire polar
Ampliar
(Foto: Juan Luis Jaén / MDO)

La Península, en alerta por la entrada de una masa fría de aire polar

A partir de este miércoles día 9, conducida por vientos de componente norte, se espera la entrada de una masa fría de aire polar por el noreste de la Península, que se extenderá a lo largo del jueves al resto de la Península y a Baleares. Su entrada provocará una bajada generalizada de temperaturas así como heladas en zonas extensas. Aunque al principio del episodio será relativamente húmeda, pronto irá cambiando a un carácter más seco. La atmósfera tenderá a inestabilizarse en el área mediterránea el jueves para ir ganando estabilidad a lo largo del viernes y el sábado.

Desde el miércoles y hasta, probablemente, el viernes 11, los vientos de componente norte traerán aire muy frío sobre la Península y Baleares. Soplarán el cierzo en el valle del Ebro y la tramontana en el noreste de Cataluña y norte de Baleares con rachas muy fuertes. Durante estos días se producirán heladas generalizadas en buena parte del interior peninsular, sin descartarse en el litoral del levante peninsular. Las temperaturas descenderán durante la noche por debajo de -5 ºC en las mesetas y entorno de los sistemas montañosos, incluso localmente por debajo de -10ºC. En cuanto a las temperaturas diurnas no se espera que superen los 5ºC en el interior de la mitad norte. El aire frío unido al viento del norte hará que la sensación térmica sea aún más baja.

No se esperan precipitaciones de importancia pero se puede producir alguna nevada débil en el Cantábrico oriental y cara norte de Pirineos. A partir de la noche del miércoles la cota de nieve se situaría en torno a los 400 metros, pudiendo ser incluso inferior ocasionalmente. En Baleares y litorales de sureste y de Alborán se esperan precipitaciones débiles el jueves que tenderán a ir remitiendo el viernes, con probables nevadas débiles por encima de 300-500 metros en Mallorca.

Es muy probable que las temperaturas diurnas comiencen a recuperarse el sábado mientras que las nocturnas lo hagan a partir del domingo. El viento todavía se mantendrá durante el fin de semana en el Ebro y Baleares, pero tendiendo a disminuir. Para el fin de semana y los primeros días de la semana siguiente es probable que continúe la estabilidad con cielos poco nubosos y sin precipitaciones en la mayor parte del territorio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios