www.diariocritico.com

Los dos etarras detenidos, presuntos autores materiales del atentado en la T-4

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció este miércoles en rueda de prensa que los dos presuntos etarras detenidos el pasado domingo, Igor Portu y Martín Sarasola, así como otro huido, Mikel San Sebastián, son los autores materiales del atentado contra la T-4 del aeropuerto de Barajas, que provocó dos muertos. Además, pretendían atentar de forma inminente contra el complejo de negocios de Azca.
Rubalcaba indicó que los dos detenidos, junto con los huidos Mikel San Sebastián y Joseba Iturbide, formbaban un comando, que había sido formado por el dirigente etarra José Antonio Aranibar (lugarteniente de Cjheroki), detenido cuando iba a meter un coche-bomba en España la pasada primavera.

Uno de los imputados, Martín Sarasola, declaró que la organización terrorista tenía previsto un atentado inminente con bombas en el aparcamiento subterráneo del centro comercial Azca de Madrid.

Para ello, explicó que realizó varias visitas al lugar para estudiarlo y recabar la información necesaria para llevar a cabo un atentado que estaba prácticamente listo antes de su detención.

Diversos atentados

Aranibar primero captó en el 2001 a Sarasola, que a su vez capta a los otros tres. Son operativos a partir del 2004, pasando personas y dos años después armas y explosivos. A mediados 2005 pasan a realizar operaciones por cuenta propia, cometido diversos atentados.

El primero de ellos es la voladura de una discoteca en Guipúzcoa en diciembre del 2005, en la que apoyan al comando que la comete. Sarasola y Joseba Iturbide participan también en los disparos al aire en 2006 en un monte de Guipúzcoa durante la tregua. Su acción más espectacular tuvo lugar en diciembre de 2006, con el atentado de la T-4, que lo hicieron Sarasola, Portu y Mikel San Sebastián.

No ha habido malos tratos

Rubalcaba explicó por otra parte que los datos que han ido saliendo avalan los datos de la Guardia Civil sobre las circunstancias de la detención del presunto etarra Igor Portu. Citó así el informe del forense de la Audiencia Nacional referido a Martín Sarasola, quien reconoce que no ha habido malos tratos, pese a que está en el manual de los etarras detenidos decir lo contrario. El informe dice también que sus lesiones son compatibles con maniobras de una detención violenta.

Asimismo, indicó que hay una declaración de la familia en la que dice que en el momento de registro de su casa, el presunto etarra estaba bien, aunque después indicaron  que fue sometido a torturas.

Parking de Azca
El comando de ETA que pretendía atentar en fechas próximas en Madrid había viajado el pasado mes de diciembre a la ciudad para inspeccionar la zona comercial de Azca, decidir la colocación del coche-bomba y marcar las posibles rutas de huida, según informaron fuentes de la investigación. El jefe del grupo, Martín Sarasola, se desplazó en un fin de semana del pasado mes a la capital de España en compañía de otro miembro del comando.

La fecha del atentado aún no había sido marcada por los presuntos terroristas aunque, según las fuentes consultadas, los preparativos ya habían comenzado y el atentado podría haberse cometido antes de finalizar el presente mes de enero.

Los presuntos terroristas habían visitado Azca decidiendo cometer allí el atentado, concretamente en un aparcamiento de la zona. Allí hay varios 'parking' públicos, la mayoría subterráneos, aunque enfrente de unos grandes almacenes y a pocos metros del Paseo de La Castellana hay uno al aire libre. 

Este 'modus operandi' de viajar a Madrid para visitar el lugar donde posteriormente se iba a atentar ya fue seguido por los terroristas en la capital de España con la preparación de la acción terrorista de la T-4.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios