www.diariocritico.com
Arroz con coca

Arroz con coca

Pdvsa no está endeudada, embargada o quebrada. Ahora está mejor que nunca


Yo creo en la propiedad privada. No crean en cuentos de camino, pero ¡mira esas tierras! Se ven muy bien. Hay que intervenirlas. Eso sí, como estamos en Barinas hay que tener cuidado. Casi todas las fincas son de camaradas revolucionarios, hermanos de sangre del proceso, y nosotros, como ya dijimos, respetamos la propiedad privada. Y esa con más razón.

Somos enemigos a muerte del imperio. Para eso compramos los fusiles rusos. Gringo que asome la cabeza, plomo parejo por el cogote. Pero, señor ministro, señor presidente de Pdvsa, hay que aumentar la producción petrolera para venderle más petróleo al imperio y al otro ministro, el experto en encuentros del tercer tipo, que me prepare las otras visitas del Danny Glover, Sean Penn, Kevin Spacey, Oliver Stone y cualquier otro colega del espectáculo que quiera una ayudita en dólares para su cooperativa en Los Ángeles o algún consejo comunal en Nueva York.

Logramos hacer de Venezuela un país totalmente independiente en materia de alimentos, ejemplo de desarrollo endógeno y alta gerencia agropecuaria. Pero, mientras maquillamos la coba, creamos ministerios, organismos y hasta la arruinada Pdvsa se metió en el paquete, dedicados a la importación masiva de comida. Miles de millones de dólares, lo que se necesite. Traigan caraotas y yuca de Estados Unidos. Cachamas de España. Chigüire de Bogotá. Llamas de Perú. Morrocoyes e iguanas de Aruba. Burros de Bonaire. Arroz del Polo Norte. Lapas de Buenos Aires. Camellos de Irán. Osos panda de China. Cobras de India. Lo que sea. Maletines van y vienen. La patria y el socialismo lo requieren. Venceremos aunque sea a punta de cobas.

Inventaron que la inseguridad y el crimen están acabando con los venezolanos. Otra vez los medios. Pero, ministro, apúrese con el plan de emergencia. Saque las motos y ponga a desfilar a esos policías. Pantalla y números manipulados. Eso es lo que vale.

Que si todo está caro. Que la inflación nos está derrotando. Que han desaparecido los productos. Otra vez los medios. Si el mago Giordani y los maestros al estilo Nóbrega han construido el submarino atómico más poderoso del mundo. Vamos directo a ser una superpotencia. Pero, más control de precios, más control cambiario, más persecución y amenazas a los productores e industriales, más endeudamiento, más raspado de olla. Somos tan buenos en la habladera de paja y el mareo colectivo que ya quebramos a Pdvsa y no se han dado cuenta.

Las FARC y el ELN son amigos, aliados estratégicos del proceso. No son terroristas, secuestradores ni narcotraficantes. No matan ni esclavizan niños. Son profundos cultivadores del diálogo y el entendimiento. Pero, hay que apurarse. Están derrotados y antes de que los aniquilen hay que salvar al menos su vida política.

Todo un arroz con coca.

Elides J. Rojas L.
[email protected]

Peiodista y abogado
Director de Información del diario El Universal de Venezuela

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios