www.diariocritico.com

Sebastián Molina

Un pedido

Deseo hacerles un pedido. Pero bueno, antes les daré, de manera desordenada, algunos antecedentes y una información reciente, que creo pertinente para expresar ese pedido.


A ver. El 18 de diciembre del 2005, en Bolivia no solo se escogió por primera vez a un presidente indígena, si no que también, por vez primera, se escogieron Prefectos Departamentales por voto popular. 


Así como el actual Presidente tuvo una legitimidad indiscutible en aquella oportunidad, 53.7 %, también la tuvieron los 9 prefectos que fueron escogidos democráticamente y que recibieron el mandato de sus regiones de trabajar por ellas, coordinando con el poder central.


Con la fiesta democrática del 18 de diciembre de 2005 se constató que Bolivia estaba llegando a una madurez  democrática admirable pues el voto departamental no fue el mismo que el voto nacional. Así como Evo ganó en ciertos departamentos en lo nacional, perdió en esos mismos departamentos en la elección de Prefectos. 


Es así que hoy Bolivia cuenta con 6 prefecturas - de las 9 -que no son afines al Poder Ejecutivo. 


Este hecho ha generado que por primera vez en Bolivia se genere un enfrentamiento de Estado contra Estado, teniendo como hitos relevantes el momento en que 2 prefectos de los 6 que no son afines al gobierno, el de Beni y el de Santa Cruz, entraron en huelga de hambre en diciembre pasado reclamando por los 2/3 para la Asamblea Constituyente o cuando 4 departamentos en conjunto, en los que ganó el SI en el referéndum por Autonomía, decidieron realizar paros y cabildos en conjunto, por la autonomía y los 2/3 para la Asamblea Constituyente, a su vez.


En este orden de cosas, la tensión entre gobierno central y prefecturas ha ido aumentando a lo largo de los meses y hoy, a casi 1 año de la ascensión de Evo Morales al poder, Bolivia vive un momento de posible quiebre geopolítico en esta mezcla de Póquer y Ajedrez político que viene viviendo de un tiempo a esta parte.


El gobierno de Evo Morales quiere tumbar a Manfred Reyes Villa. Sabe que Manfred puede representar un puente bastante potente entre las regiones del país y la provocación que le ha lanzado este Prefecto, de olfato político indiscutible, al comenzar a recolectar firmas para realizar un nuevo referéndum por la Autonomía en Cochabamba, postura a la cual es absolutamente contrario el gobierno, le está generando que hoy, grupos sociales afines al gobierno se encuentren realizando movilizaciones completamente armadas buscando la renuncia del mismo.


Más allá de lo que represente este Prefecto, el mismo ha sido escogido por voto popular y directo, al igual que el Presidente Morales. El no manifestarse a favor de su permanencia, más allá de que se comparta o no con el mismo –no ha cometido ninguna ilegalidad- es aceptar que se atente contra el orden democrático en Bolivia.


Sorprende el cinismo de la Ministra de Gobierno, Alicia Muñoz, al deslindar responsabilidades de los hechos violentos que vienen sucediendo en Cochabamba estos últimos días. La misma declara que Manfred debe hacerse responsable de los hechos y él mismo debe resolverlos. Pero, sin embargo, destituye del cargo al Comandante Departamental de la Policía por intentar frenar la toma de la Prefectura de Cochabamba. Como dato, este Comandante Departamental de la Policía de Cochabamba, había sido posesionado horas antes. 


Puedo extenderme mucho más, pues hay mucho más que decir al respecto, pero bueno, aquí va el pedido.


Es necesario empezar a leer con otros ojos lo que está sucediendo en Bolivia. Hay que empezar a leer con ojos democráticos un proceso que no es el que se cuenta por la Agencia Boliviana de Información.


Desde un militante de la izquierda democrática boliviana, va este pedido.


*Director de www.mundoalreves.com

Blog personal: http://planb.mundoalerves.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios