www.diariocritico.com
Saludos pero frialdad entre expresidentes

Saludos pero frialdad entre expresidentes

Las relaciones entre José María Aznar y Felipe González nunca fueron buenas, ni en sus tiempos en activo como presidente uno y jefe de la oposición el otro (ambos ocuparon los dos puestos), ni después. Y en la noche de este jueves volvió a ponerse de manifiesto.

Fue en el funeral de Estado por otro expresidente, Leopoldo Calvo-Sotelo, en el que ambos se dieron cita -también estuvo el actual titular a la cabeza del Ejecutivo, Zapatero- y donde había expectación y cierto morbo respecto a si se saludarían o no.

Además, por cuestiones de protocolo, ambos estuvieron juntos, separados por Carmen Romero, la esposa de Felipe. Y, como no podía esperarse de otra manera, porque los dos son educados y el acto obligaba, hubo saludo y estrechamiento de manos. Eso sí, con enorme frialdad y sin conversación ni intercambio de palabra.

Claro que, según testigos presenciales, no hubo mucha mayor cordialidad tampoco en otro saludo esperado, el de Aznar y su sucesor, elegido por él, al frente del PP, y actual líder de la oposición, Mariano Rajoy. En fin, lo escrito: protocolo, educación y frialdad.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios