www.diariocritico.com
Novedad en la nueva legislatura

Novedad en la nueva legislatura

   La nueva legislatura ha comenzado con algunas semejanzas y diferencias con relación a la anterior: Esta vez, el PP ya ha asumido su derrota, y la validez del triunfo contrario, y está extrayendo conclusiones, sobre todo las de analizar qué falló: si el programa, el líder, la campaña o la estrategia. Acaso nada de todo ello, sino que es más cuantioso el español de izquierdas que el de derechas. Ha comenzado, pues, con la catarsis interior del PP, que será difícil que se supere con el desarrollo del Congreso de Valencia, dentro de poco más de un mes. Podría prolongarse bastante tiempo más, acaso hasta un siguiente congreso del PP. Y entre tanto, surgirán otros episodios como el de María San Gil, que añadirán leña a este fuego que pudiera terminar abrasando a Rajoy.

   En cambio, Rajoy, tras prescindir de 'los duros' Zaplana y Acebes, se ve en disposición de acometer políticas nuevas, como la de su aproximación a Zapatero en materia de lucha contra el terrorismo. Cabe recordar que en un primer momento, también en la legislatura anterior, Rajoy dio un paso favorable al entendimiento con el Gobierno, pero fue disuadido por esos 'barones duros' y prefirió asociarse a la AVT de José Alcaraz, que también ha emprendido el camino de su retirada, abandonando la preferencia por la calle, la bandera y el himno nacional.

La coincidencia de Zapatero y Rajoy en el Congreso, en la sesión en la que, este miércoles, se condenó el atentado etarra contra la casa cuartel de la Guardia Civil de Legutiano, en Alava, fue expresiva en ese sentido, y mereció los aplausos de la Cámara en pleno. Zapatero y Rajoy coincidieron en la necesidad de recuperar el consenso que se perdió en la legislatura anterior. Y ambos visitaron a continuación la capilla ardiente del guardia civil en la Subdelegación del Gobierno de Vitoria. Cabe preguntarse si esa colaboración y conjunción de esfuerzos será duradera o si volverá a interrumpirse por alguna causa. No dudan los analistas en apreciar que los atentados etarras tratarán de convencer al Gobierno de que regrese a cualquier mesa de la negociación que dé protagonismo y voz a los terroristas, algo que se habrá imposibilitado de manera radical tras el fracaso anterior.

   Por lo demás, superado el nuevo episodio de la brutalidad etarra, la actualidad política regresará a las complicaciones interiores del PP, ahora mismo centradas, precisamente, en la dirigente antiterrorista que es María San Gil, quien mantuvo una actitud hosca y nada conciliadora hacia el Mariano Rajoy que ayer la visitaba en Vitoria. San Gil, todo firmeza y exigencia, dijo sentirse engañada por Rajoy y le amenazó con dejar su cargo dentro de cuarenta días si Rajoy no renuncia al nuevo rumbo que pretende en el Congreso, de mayor entendimiento con los nacionalismos. San Gil fue particularmente severa con su 'jefe' de filas: "Tengo un problema de confianza contigo. Te falta liderazgo. Creo que estáis cambiando los principios del partido", le reprochó a la cara. Habrá otros capítulos en estos disensos precongresuales.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios