www.diariocritico.com

La European Science Foundation

Desde su fundación en 1974, su objetivo fundamental ha sido potenciar la investigación de alta calidad en Europa dando una respuesta ágil a las iniciativas de los investigadores.
La European Science Foundation (ESF) es una asociación europea no gubernamental formada por organizaciones que realizan o financian programas de I+D de 30 países, que incluyen a Noruega, Suiza, Islandia, Croacia y Turquía y a todos los que pertenecen a la Unión Europea (http://www.esf.org)

La ESF está dirigida desde la Asamblea de los representantes de las organizaciones miembro, que es la responsable de nombrar a la dirección ejecutiva de la ESF y de, anualmente, aprobar los presupuestos e informes de los comités. En ella, se sientan dos representantes españoles, uno del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y otro del Ministerio de Educación y Ciencia. El plan de acción de la ESF y las recomendaciones a la Asamblea son realizados por el Consejo de Gobierno. La responsabilidad de la dirección y realización de estas acciones es de la Jefatura Ejecutiva (CEO) con el apoyo de un comité científico (http://www.esf.org/about-us/esf-structure-and-governance.html)

La ESF cuenta con cinco comités de expertos formados por científicos reputados en su campo que son nombrados por las organizaciones miembros de la Fundación. Su función es identificar las prioridades científicas del momento, diseñar estrategias para estudiarlas, así como la evaluación de diferentes programas y el desarrollo de la agenda científica de la ESF, siempre buscando trasladar la opinión y necesidades de los científicos europeos a la acción.
 
Las herramientas con las que cuenta la ESF para cumplir sus objetivos incluyen: i)  programas de financiación de redes que han de tener un componente de valor añadido europeo, como son los programas a la carta o, en inglés, “Research Networking Programs” y de investigación en colaboración o EUROCORES; ii) programas para fomentar reuniones científicas como son los talleres “Exploratory Workshops”, las Conferencias Europeas, y las reuniones prospectivas “Scientific Forward Looks”; y iii) además de otras actividades de evaluación, exploración y asesoramiento (http://www.esf.org/activities.html)

Los Comités de expertos gestionan estos programas además de realizar otras actividades, y están divididos por áreas, siendo éstas: Medicina (EMRC), Ciencias de la Vida (LESC), Física (PESC), Humanidades (SCH) y Ciencias Sociales (SCSS). El desarrollo y la potenciación de otras áreas de investigación o colaboración, están cubiertas por los Paneles de Expertos en Astronomía, Ciencias del Espacio, Ciencias del Mar y de los Polos, por el programa COST y por el Comité para la Colaboración en Física Nuclear (http://www.esf.org/research-areas.html)

El Comité para la Investigación en Medicina “European Medical Research Council” (EMRC, http://www.esf.org/research-areas/medical-sciences.html) ha presentado recientemente un estudio sobre la investigación en Medicina que incluye datos importantes para el análisis de la situación europea en este campo, en su elaboración ha participado la doctora Agnés Gruart investigadora de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y miembro del comité ejecutivo del EMRC. En el Libro Blanco “Estado actual y estrategia futura para la investigación médica en Europa” se ha analizado de forma exhaustiva el estado actual de la investigación médica europea en el contexto de la investigación mundial, y se han valorado los nuevos retos con los que se enfrenta, que incluyen: nuevos patrones en la aparición de enfermedades, problemas ambientales asociados al calentamiento global y factores demográficos, tales como el envejecimiento de la población. Entre sus conclusiones podemos destacar la afirmación de que “La salud y el bienestar de los ciudadanos europeos requiere doblar el gasto público en investigación médica en Europa a lo largo de los próximos diez años”.

Este Comité hace varias recomendaciones clave dirigidas al fortalecimiento y mejora de la investigación médica, en sus tres vertientes: básica, clínica y traslacional. Entre estas recomendaciones, se pueden destacar propuestas como el desarrollo de una carrera profesional atractiva con igualdad de oportunidades, el aumento de la inversión en infraestructuras científicas nacionales y europeas, y el incremento de la financiación a proyectos de investigación médica hasta alcanzar un mínimo del 0,25% del PIB. El “White Paper” está disponible en
http://www.esf.org/research-areas/medical-sciences/publications.html, en la que también se encuentran otros documentos informativos elaborados por este comité que cubren diversos aspectos de la investigación en Medicina.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios