www.diariocritico.com

De cómo el SIGC investiga a guardias civiles, sindicatos y periodistas

Ayer les informamos en primicia cómo agentes del Servicio de Información de la Guardia Civil (SIGC) había elaborado ‘notas confidenciales’ sobre ‘seguimientos’ realizados a sindicatos policiales, asociaciones de guardias civiles y hasta a periodistas. Y les decíamos que la historia de estos ‘seguimientos’ se inició en Badajoz, cuya Agrupación de Tráfico pasa por un momento especialmente delicado debido a la contestación al mando.

Sin embargo, el informe al que hacemos referencia no es más que una actuación ‘complementaria’ de otra actuación mayor ordenada por el jefe de la Agrupación de Tráfico, general de División Rogelio Martínez Masegosa, contra los guardias ‘díscolos’ del Destacamento de Badajoz.

El origen de la nota se halla, efectivamente, en el Sector de Tráfico de Badajoz y está fechada el 26 de julio de 2006, cuando fue remitida a la Dirección General de la Guardia Civil. La nota parte de varios artículos de prensa y de una carta al director publicada en los diarios “Hoy” y “Extremadura” con los títulos 'Toma de posesión del general de la III zona de la guardia civil y protestas de esposas de agentes”, “Mesquida se compromete a solucionar las bajas por depresión en la guardia civil' y “Concentración de familiares de guardias civiles'. Tres temas sin duda sugerentes para ser seguidos por agentes del SIGC.

Este tipo de notas informativas tienen carácter reservado y se confeccionan a través de lo que se conoce en el Cuerpo como ‘formulario pro-forma’. Es decir, que contienen epígrafes estándares como “Breve resumen”, “La noticia aporta algún dato nuevo”, “Grado de Veracidad”, “Probables objetivos perseguidos con su difusión” o –y más específicamente de cara al periodista- “Posibles intereses de las personas que participan en la noticia, sean como redactores, como fuentes o como consultadas por dichos redactores para recoger opinión”. Es decir, que de la labor del SICG no se salva ni la prensa.

El origen está en el acto de toma de posesión del General de Brigada de la Zona de Extremadura, el primero que existe en la región. Familiares de 15 agentes fuera de servicio pertenecientes al Destacamento de Tráfico de Badajoz, que se encontraban de baja por depresión protestaron a las puertas de la Comandancia. El entonces director general de la Guardia Civil –Joan Mesquida, actualmente director de la Policía y de la Guardia Civil. se comprometió a estudiar soluciones a las bajas por depresión que existen en el Subsector de Tráfico de Badajoz.

Pero mientras llegaban los representantes políticos y civiles, los manifestantes lanzaron gritos similares a las leyendas que figuraban en las pancartas que portaban, tales como 'No al acoso laboral' y 'Silencio igual a impunidad', mientras que los pitos que portaban no dejaban de sonar.

La portavoz de los familiares, explicó entonces que habían recibido una invitación del propio Director General para sentarse a hablar sobre el asunto si no llevaban a cabo la concentración, ofrecimiento que rechazaron al no haber un compromiso firmado. Igualmente manifestó que el acoso de los altos mandos había provocado intentos de suicidio, el de su marido entre ellos, ‘ridiculaciones’ públicas, bajadas de sueldo por no cumplir 'cuotas de multas', así como presiones por no denunciar los hechos.

Paralelamente, en Cartas al Director firmó un tal 'JUAN RUIZ SIERRA' (Badajoz), persona que el SIGC identificó como Guardia Civil, en servicio activo, destinado en el Destacamento de Tráfico de Badajoz, pero de baja por motivos psicológicos desde el 20 de diciembre de 2005. El SIGC descubrió que este guardia civil ejerce de Secretario de finanzas de la AUGC. Además de los 11 familiares de guardias asistieron a la concentración representantes de los sindicatos CSI-CSIF, CC.OO, UGT y SUP, sindicatos que también fueron espiados, tanto que se descubrió el parentesco de la portavoz de los manifestantes con un guardia civil, y así sucesivamente.

En el epígrafe “La noticia aporta algún dato nuevo”, el SIGC dice que “No, la noticia se refiere a un asunto ya conocido por el Servicio”. Efectivamente, la problemática en Badajoz es tan grave que el propio general Martínez Masegosa se vio obligado a emitir un informe –también en poder de Diario E-xclusivo-.

Siguiendo con nuestra nota informativa, en el epígrafe “Probables objetivos perseguidos con su difusión” se afirma: “Demostrar a los asociados que AUGC puede criticar las decisiones de los mandos, con la finalidad de darse publicidad y captar un mayor número de socios”.

Y en el epígrafe “Posibles intereses de las personas que participan en la noticia, sean como redactores, como fuentes o como consultadas por dichos redactores para recoger opinión”, se dice: “Por parte de AUGC, el acoso del Capitán Jefe del Subsector de Badajoz, para demostrar a sus asociados el poder de la Asociación y venderles que gracias a sus actuaciones pueden conseguir lo que pretenden, que en definitiva es la destitución del mismo (…) Al mismo tiempo, intentan vender al ciudadano que el culpable de la situación de las bajas laborales es el mando, sin que ellos puedan hacer nada hasta que el mismo sea destituido”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios