www.diariocritico.com
La polémica respuesta de Sergio Ramos a los ultras del Sevilla tras marcar de penalti (vídeo)

La polémica respuesta de Sergio Ramos a los ultras del Sevilla tras marcar de penalti (vídeo)

viernes 13 de enero de 2017, 08:22h

Más allá del empate 3-3 que le valió al Real Madrid el pase a cuartos de final o el hecho de que se consiguiera el partido número 40 sin cosechar una sola derrota, el asunto estelar de este partido ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán fue el polémico gesto de respuesta de Sergio Ramos a los ultras del Sevilla tras marcar de penalti el 3-2 en esos momentos. Y es que el defensa de Camas no aguantó más la presión de la hinchada más extrema del Sevilla, que desde el minuto 1 le increpó a modo de vieja rencilla por haber dejado el club por el Real Madrid hace casi ya 12 años.

En concreto, Ramos marcó el penalti que fue señalado en el minuto 82 sobre su compañero Casemiro y lo lanzó, por cierto, a lo Panenka, entrando el balón por el centro de la portería ante la sorpresa del meta local. Pero había comenzado a desatarse la polémica: la celebración del madridista. Algunos consideran que lanzar el penalti de ese modo ya fue una provocación en sí mismo, pero además molestó que hiciera un gesto con las orejas haciendo mención a los insultos recibidos y que se señalara su dorsal a modo de reivindicación:

El gesto no fue exagerado para algunos, pero los Biris, el grupo de ultras del Sevilla, terminó de crucificar a su enemigo público número 1. Ramos alega no entender por qué genera ese sentimiento en su ex equipo, cuando otros jugadores que abandonaron el equipo sevillista para irse a otros más grandes, como Rakitic o Dani Alves, nunca fueron increpados y además siempre recibieron elogios en sus regresos como visitantes: "A Rakitic y Alves se les recibe como dioses, conmigo insultan a mi madre".

Según reveló Ramos al periodista Manolo Lama en un mensaje privado, el hartazgo vino motivado por los ataques personales recibidos: "Hay cosas que no se pueden permitir y ya está bien. A mí, que me insulten lo puedo aceptar, pero no puedo aceptar que insulten a mi madre, a mis hijos y a mi mujer. Ahí quedan las imágenes. Desde que he pisado el césped para calentar no han parado de insultar a mi madre, a mi mujer y a mis hijos".

Esto opinan los sevillistas de Ramos:

Después, decenas de aficionados locales esperaron a Ramos a su salida del estadio para increparle de nuevo:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios