www.diariocritico.com

balance de gobierno

El secretario general de Cs pide a Sánchez que 'deje de atrincherarse en Moncloa y convoque elecciones, la única salida digna a esta legislatura agotada y agonizante'.

> Celebra los resultados del barómetro del CIS pero no lo usará como motivo para adelantar elecciones
> Exige lealtad a Pablo Casado y le recuerdan que con el Gobierno del PP hubo 2 consultas en Cataluña

Decidido a acabar la legislatura, el presidente Pedro Sánchez ha cerrado este pequeño ejercicio antes de la pausa veraniega de agosto. Ha celebrado una rueda de prensa a modo de balance de sus 2 meses de acción de Ejecutivo donde ha repasado los temás básicos y ha anunciado las últimas novedes aprobadas en el Consejo de Ministros. El próximo será el viernes 24 de este mes y mientras deja el país sin exhumar a Franco, como prometió hacer "pronto", y sin motivos como para pensar en que debe adelantar elecciones. Se siente respaldado por el Congreso y por la ciudadanía, que así lo muestra en las últimas encuestas, como el barómetro del CIS de ayer.

Defensores y detractores de los gobiernos del cambio se han dejado escuchar en Twitter bajo el hashtag convertido en trending topic #1AñoEnLasInstituciones. Acusaciones de nepotismo y de haber dejado de lado a la ciudadanía por un lado y aplausos a la reducción de la deuda o a las políticas para construir a un nuevo país han convivido este 24-M un año después de los comicios municipales.
  • 1

Un año después de las elecciones municipales, la capital siente ya el poso del primer año de gobierno de Ahora Madrid con su alcaldesa, Manuela Carmena, al frente. El aire cercano de la regidora que viaja en Metro se ha traducido en una forma de hacer política -plenos municipales abiertos o una consulta sobre los presupuestos, son ejemplos de ello-; pero este año también han sido protagonistas aspectos menos populares del ejecutivo local. Polémicas en torno al equipo de gobierno -Memoria Histórica, títeres y cabalgata de Reyes incluida-, han acaparado titulares en un año en el que se han tomado importantes decisiones. El fin de la Operación Chamartín, el posicionamiento activo respecto a los refugiados, la reforma planteada de la Puerta del Sol, la Plaza y el Edificio España o la reducción de la deuda en más de 870 millones han convivido junto a otras muchas anécdotas como el cenicero portátil o el mapa de las cacas de perro. Aletargadas, pospuestas o venidas a menos quedaron otras grandes promesas electorales como el fin de los desahucios, la auditoría de la deuda o la remunicipalización de los servicios privatizados.