www.diariocritico.com
     17 de junio de 2021

Femen

Si se habla de feminismo, más en la semana en la que se conmemora el Día Internacional de la Mujer, es necesario hacer referencia a Femen, una de las organizaciones feministas más importantes y con mayor repercusión a nivel mundial a día de hoy. La asociación feminista, nacida de la mano de Okasana Shachko y Anna Hutson en Kiev (Ucrania) en abril de 2008, está presente en España desde 2013.

Una activista de Femen ha sido detenida después de intentar abalanzarse sobre el coche oficial del presidente de EEUU, Donald Trump durante los actos conmemorativos del Armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial. Cuando la comitiva oficial discurría por los Campos Elíseos, la mujer, con el torso descubierto, saltaba la barrera de seguridad en protesta por la "hipocresía" del acto.

Los sangrientos y crueles ataques perpetrados por grupos terroristas como el Estado Islámico, han desatado una oleada de tensión y miedo en una Europa, que mira con desconfianza a la comunidad musulmana, pese a que esta sufre con igual o mayor crudeza las consecuencias de ese terrorismo. Esta desconfianza se ha materializado en una nueva polémica, a costa del ‘burkini’, una prenda de baño similar al burka, que cubre a las mujeres de la cabeza a los pies. La polémica se originó en Francia, y es que varios municipios galos decidieron prohibir su uso en las playas públicas, y pese a que el Consejo de Estado francés y la ONU han ordenado que se suspenda esta prohibición, el debate sobre el uso de esta prenda continúa en el aire. Ante esta cuestionada prohibición, la organización feminista FEMEN ha manifestado su desacuerdo mediante un artículo titulado ‘El burkini es sexista, pero prohibir a las mujeres usarlo no es menos dictatorial’.

Dos activistas de Femem se han encadenado a un crucifijo en el altar de la catedral de la Almudena, en Madrid, para reivindicar el derecho al aborto libre de las mujeres.

> Mostraron sus pechos desnudos y gritaron "Aborto es sagrado", generando una reacción violenta de algunos antiabortistas

La Policía Nacional ha detenido este domingo a 5 mujeres del movimiento feminista Femen por irrumpir semidesnudas en una marcha antiabortista que ha discurrido por el centro de Madrid. Las mujeres, que llevaban el cuerpo pintado con lemas a favor de la interrupción libre del embarazo, han irrumpido en la manifestación a su paso por la calle Alcalá y han proferido gritos a favor del aborto, que han sido respondidos por parte de los asistentes a la manifestación.

Las extranjeras serán trasladadas a los Juzgados de Plaza de Castilla

La Policía Nacional ha decretado la libertad con la obligación de comparecer ante el juez para la única española de las tres activistas de FEMEN que este miércoles han interrumpido semidesnudas el Pleno del Congreso para defender el aborto. Las otras dos, extranjeras, han sido puestas en libertad, tras ser puestas a  disposición del Juzgado de Instrucción nº 6 de Madrid por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

> El acto lo lideró la gijonesa Lara Alcázar, que se trajo a dos compañeras francesas
> Estaban como invitadas en el cupo libre, no a través de ningún partido

Una feminista española y dos francesas, todas ellas activistas del colectivo Femen, invitadas a ver la sesión de control al Gobierno, han interrumpido el Pleno del Congreso gritando en topless desde la tribuna de invitados "el aborto es sagrado". Lo hacían colgadas desde las barandillas, con riesgo incluso de caída. Lo gritaron mientras hablaba Gallardón, al que hicieron callar, hasta que fueron desalojadas de la tribuna por las fuerzas de seguridad. Fueron detenidas y puestas a disposición judicial.

> Acto del famoso colectivo contra el ministro por su legislación contra el aborto y otras reformas
> "Aborten este pleno" y "el aborto es sagrado" le gritaron las feministas al titular de Justicia

Una feminista española y dos francesas, todas ellas activistas del colectivo Femen, invitadas a ver la sesión de control al Gobierno, han interrumpido el Pleno del Congreso gritando en topless desde la tribuna de invitados "el aborto es sagrado". Lo hacían colgadas desde las barandillas, con riesgo incluso de caída. Lo gritaron mientras hablaba Gallardón, al que hicieron callar, hasta que fueron desalojadas de la tribuna por las fuerzas de seguridad. Fueron detenidas y puestas a disposición judicial.
  • 1