www.diariocritico.com

Lesbos

El Papa Francisco ha asegurado tras su visita al centro de detención de refugiados de la isla griega de Lesbos que "le daban ganas de llorar" y ha precisado que su iniciativa de alojar en el Vaticano a tres familias de refugiados sirios musulmanes es un gesto que pretende ser una invitación a la acogida de estas personas.

El Papa Francisco ha implorado desde el centro de detención de Moria, en la isla griega de Lesbos, donde se encuentran cerca de 3.000 personas, "una solución" de Europa a la crisis de refugiados. Así lo ha reclamado durante su discurso ante unos 400 refugiados con los que se ha encontrado. Las personas retenidas en este campo han recibido al Pontífice con pancartas, entre lloros y en medio de gritos de "libertad". Francisco iba acompañado por el Patriarca Ecuménico de Constantinopla Bartolomé y por el arzobispo de Atenas y toda Grecia Jerónimo.

> Coincide con la silenciación del caso de los refugiados en el Mediterráneo, que ha pasado a segundo plano

Terrible la imagen con la que amanecemos en Europa este martes: la Gendarmería de Turquía ha informado este martes del hallazgo de los cuerpos sin vida de 21 inmigrantes y refugiados, 3 de ellos niños, en 2 puntos distintos en la costa del Egeo después de que la embarcación en la viajaban volcara en su travesía hacia la isla griega de Lesbos.
  • 1

Los socorristas españoles de Proactiva Open Arms han intervenido este sábado en el rescate de una embarcación en la que viajaban 51 refugiados rumbo a Lesbos (Grecia) y entre los que había una ciudadana española, de nombre Mercedes, con 23 años de edad, embarazada de cinco meses y cuya familia viviría en Zaragoza, tal y como ella trasladó a los rescatadores.

El Papa Francisco ha embarcado en su avión de Alitalia con destino a Roma a doce refugiados, seis de ellos menores. En total son tres familias musulmanas de Siria que se encontraban retenidas en Lesbos (Grecia) y que el Pontífice ha decidido llevarse a Roma.

Tres bomberos sevillanos han sido detenidos en Lesbos por la Guardia Costera Griega cuando desempeñaban como voluntarios de la asociación PROEM-AID tareas de rescate de refugiados. Han sido acusados de un delito de tráfico ilegal de personas por la Fiscalía griega y puestos a disposición judicial.

> "Si nosotros que llevamos puesto un traje de neopreno nos quedamos helados, imagínate ellos..."

El Mediterráneo se ha convertido en el gran 'cementerio' para decenas de miles de refugiados que huyen del horror y arriesgan su vida intentando entrar en Europa. Según datos de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), en 2015 se superará el millón de llegadas a nuestro continente, y se calcula que en este año, la cifra total de desplazados superará los 60 millones. Esta dramática situación pasa desapercibida a ojos de la comunidad internacional, y es que los refugiados son los eternos olvidados, aunque no para todo el mundo. G-Fire es una ONG creada por un grupo de Bomberos de Castilla y León, que se han desplazado hasta la isla de Lesbos para realizar labores de salvamento y asistir en los desembarcos. Diariocrítico ha contactado con su portavoz, Javier Abajo para conocer más detalles sobre este proyecto humanitario.