2014-09-16 17:23:00
Diariocrítico
Especial Elecciones
imprimir
Aquí no se habrían utilizado en más de veinte años
Politraumatismos y pérdidas de ojos: efectos comunes de las tanquetas de agua que quieren recuperar en Cataluña
> Amnistía Internacional denuncia la falta de protocolos de actuación
Las fuerzas de seguridad de Cataluña recuperarán el uso de los cañones de agua aparcados desde la década de los ochenta como herramienta antidisturbios, según ha anunciado el director general de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat. Un arma de las denominadas 'menos letales' que, si bien, puede ocasionar la muerte, sus efectos más comunes tampoco son nada despreciables: suele tratarse de politraumatismos de distinta consideración y vaciados de las cuencas oculares.
Marina Ramírez 12/06/2013 18:33:42

La crisis económica ha traído consigo un aumento de las manifestaciones y, con ellas, las denuncias de represión policial. En Cataluña han aparecido algunas de las más mediáticas como la realizada contra los mossos por Ester Quintana, la manifestante que perdió un ojo en la huelga general de noviembre de 2012. En este caso, presuntamente se debió al uso de pelotas de goma - hay una quincena de mossos imputados-, pero su caso podría repetirse con el uso de las plataformas de agua a presión que pretende usar la Generalitat si atendemos a lo que está ocurriendo en Estambul donde ya se han producido lesiones de este tipo.

Inma Guixé, coordinadora de Amnistía Internacional en Cataluña, relata a Diariocrítico cómo los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes en Turquía han dejado en cuestión de días miles de heridos en los hospitales, de las cuales alrededor de 420 personas habrían sido ingresadas directamente por lesiones derivadas de los gases lacrimógenos y los chorros de agua a presión empleados por la policía. Sus heridas más comunes serían politraumatismos de distinta gravedad, ocasionados por el impacto contra el suelo u otras superficies que recibe la persona tras el impacto del chorro de agua, y vaciados del ojo por culpa de la presión.

Evidentemente, la graduación de los efectos depende de muchos factores como la distancia entre la tanqueta y los manifestantes, el lugar del cuerpo en que impacta el agua y de dónde caiga el afectado, pero los cálculos de estos elementos son poco transparentes. Así lo entiende Amnistía Internacional que denuncia en boca de su coordinadora Inma Guixé lo siguiente: "No existen muchos estudios sobre las armas 'menos letales' y eso hace que su uso se haga de forma más inapropiada". Desde la organización reclaman protocolos de actuación y seguimiento para las fuerzas del orden, ya que en algunos casos no existen y, en otros, si los hay, no funcionan, lamenta Guixé.

En todo caso, esta es una herramienta más y su uso tendrá que estar justificado además de regirse por el principio de proporcionalidad de la fuerza que exige tanto el mandato legal de los agentes, como el código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley y los principios de la ONU. Y este es un asunto espinoso ya que el sindicato de los Mossos d'Esquadra si bien ha manifestado a EP que desconocía la novedad de la inclusión de los cañones de agua entre sus herramientas antidisturbios, sí que han reclamado "cobertura legal" ante lo que consideran meras consecuencias del cumplimiento de su deber al recibir órdenes de sus superiores jerárquicos.

Policía turca reduce a un manifestante con un chorro de agua:




Lea también:

- Diariocrítico de Catalunya>>

- Los antidisturbios de los Mossos llevarán, al fin, una identificación visible... en la espalda

Comentarios:
Publicar nuevo comentario



Comentarios desde Facebook:
Acerca de esta noticia en la Red
Cargando...