www.diariocritico.com

Superbowl: Tom Brady y los New England Patriots protagonizan la remontada más increíble de la historia

lunes 06 de febrero de 2017, 05:01h

Historia del deporte es lo que se vivió en la LI Superbowl en la que los New England Patriots se impusieron a los Atlanta Falcons por 34-28 en la prórroga. Con este partido Tom Brady reclama el título de mayor leyenda del fútbol norteamericano, superando a su ídolo Joe Montana y convirtiéndose en el primer quaterback que se alza con 5 títulos. Lo hizo superando una desventaja de 25 puntos, cuando nadie más que él pensaba que se pudiera dar la vuelta al resultado, logrando el récord de yardas de pase conseguidas en una Superbowl y alzándose con su cuarto trofeo de MVP en una final.

La vida te da sorpresas cantaba Rubén Blades y eso es lo que deparó el desarrollo de la LI edición de la Superbowl. Primero porque nadie esperaba que los grandes favoritos, los Patriots de Brady, fueran arrasados en una primera parte en la que los Falcons, guiados por su quaterback Matt Ryan, que acababa de ser elegido MVP de la temporada, el runningback Devonte Freeman, que hubo un momento que acumulaba en el primer tiempo 71 yardas de carrera el solo por 20 de todo el equipo de los Patriots, y las increíbles recepciones de Julio Jones, capaz de poner los dos pies en el suelo en cualquier posición acrobática, se adelantaron por 21 a 0, con tres touch downs consecutivos que presagiaban una final sin emoción ninguna. Un field goal, 3 puntos, anotado al final del primer tiempo tampoco hacia presagiar una remontada en la segunda parte.

Cuando tras el inicio del tercer cuarto los Falcons anotaron su cuarto touch down todo el mundo dio el partido por finiquitado. Todo el mundo a excepción de Tom Brady. El quaterback que más victorias ha conseguido en los playoffs en la historia de la NFL se distingue de otros grandes como Peyton Manning en un gen ganador como el de ningún otro jugador en la historia. Cuando a falta de 13 minutos para el final los Patriots anotaron su primer touch down, las redes sociales se lo seguían tomando a broma e ironizaban sobre él, un jugador tan admirado como odiado. Cuando, para colmo, los Patriots fallaron el 'extra ball' se vio como una evidencia de que no era su día. Pero Brady no entiende de días, siguió moviendo al equipo y con tres minutos y medio por delante la hinchada de los Falcons comenzó a temblar cuando vio el balón en manos de Brady y un resultado que le dejaba la oportunidad de empatar si convertía un 'touch down' y un 'extra ball' de dos puntos. Le ha sobrado un minuto.

Cuando los Patriots han empatado el partido, remontando 25 puntos, solo hacía falta mirar a los ojos de los Falcons y a los de Brady para saber que no había otro resultado posible que una victoria de New England. La prórroga, la primera en las historia de la Superbowl, ha confirmado lo que ya parecía claro y los Patriots han anotado un 'touch down' en su primera posesión, Brady ha batido los pocos récords que le quedaban por batir y la NFL ha coronado a su jugador más legendario, una temporada después de sancionarle por el escándalo de los balones desinflados. Las leyendas son así.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios