www.diariocritico.com

Yolanda Díaz propone subir el salario mínimo a 1.082 euros al mes y la patronal se planta

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Diaz
Ampliar
La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Diaz (Foto: Moncloa)
martes 24 de enero de 2023, 08:20h

Estamos acabando el mes de enero y continúa sin fijarse una cifra oficial para la subida del salario mínimo de este año, 2023.

La falta de un acuerdo entre las 3 partes, Gobierno, sindicatatos y patronal de empresarios, hace difícil que se fije esa cantidad para el SMI del año más complejo después de una crisis global de inflación por la guerra de Ucrania.

Mientras tanto, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en pleno año electoral, ha dado el paso y parece que propone ya una cifra que podría ser la que se imponga si finalmente los empresarios no ceden en su negativa.

Díaz se limitó a ceñirse a las recomendaciones que se solicitaron a un comité de expertos, y se queda con "el extremo más alto" de las cantidades propuestas. Es decir, que el SMI podría fijarse en 1.082 euros brutos mensuales en 14 pagas. Esto supondría 1.262 euros en 12 pagas y una subida del 8,2% respecto al SMI actual, que es de 1.166 euros en 12 pagas, 1.000 euros en 14 pagas.

Aunque el SMI se debería haber fijado antes de acabar el año anterior para que así entrase en vigor de cara al pago de las nóminas de enero, Díaz retrasó esta revisión ante la falta de acuerdo de la mesa de diálogo social y ahora podría imponerlo. Supone, como ya ocurrió en años anteriores, que después a los trabajadores haya que pagarles en diferido esa subida, con efectos 1 de enero, en posteriores nóminas.

Qué opona cada parte

La subida que propone Díaz es la máxima, ya que los expertos plantearon que subiera entre 48 y 82 euros, pero la vicepresidenta habría escogido el lado más alto debido a la alta inflación, que ha encarecido la vida para todos los trabajadores, sobre todo en la cesta de la compra.

Los sindicatos mayoritarios de clase, CCOO y UGT, que están la mesa de diálogo social, proponían que el SMI subiera por encima incluso de 1.100 euros, es decir, más de un 10%, debido a la inflación, pero es bastante seguro que acepten la cantidad que ha puesto sobre la mesa el Gobierno a través de la ministra de Trabajo, con quien las relaciones son estupendas.

Por su parte, los empresarios, representados aquí por la patronal CEOE y Cepyme (Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa), fijaron un máximo de un 4%, en torno a los 40 euros de subida. El presidente de la patronal, Antonio Garamendi, ha vuelto a arremeter contra Díaz y llegó a decir ayer que la ministra demostraba "no conocer lo que es una empresa".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios