www.diariocritico.com
¿Qué fue de Alexis Tsipras?
(Foto: EFE)

¿Qué fue de Alexis Tsipras?

jueves 04 de febrero de 2016, 18:49h
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, accedió al poder el 26 de enero de 2015 y revalidó su cargo el 21 de septiembre tras un adelanto electoral provocado por la tensión interna que provocaron las negociaciones del rescate con la Troika. Tras algo más de un año en el poder, Tsipras ha pasado de acaparar portadas en España a padecer un silencio mediático prácticamente absoluto acuciado por un importante desgaste en el poder.

El político de la coalición de izquierdas Syriza Alexis Tsipras ha pasado de estar en el punto de mira de media Europa a quedar casi en el ‘olvido’ de la prensa. En España, Tsipras acaparó multitud de portadas por el paralelismo que mediáticamente se estableció con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, al que muchos acusaron de peligroso radical. Sin embargo, tras su viraje negociador menos reacio a las exigencias de la Troika, Tsipras ha ido desapareciendo poco a poco del foco mediático. Pero, ¿qué ha sido de él?

Alexis Tsipras ha tenido un primer año de gobierno intenso que le ha pasado factura. Lleva poco más de un año en el poder y ha sufrido el desgaste de un referéndum, un adelanto electoral, tres huelgas generales y la dimisión de varios pesos pesados. Hoy por hoy, su imagen está muy tocada dentro de Grecia y las encuestas por primera vez en dos años muestran por delante a los conservadores de Nueva Democracia.

El 5 de julio de 2015, Grecia dijo 'no' a las condiciones del rescate de la conocida como troika (Comisión Europea, BCE y FMI) en un referéndum histórico. Un referéndum que se llevó por delante tanto al ex primer ministro y líder de Nueva Democracia, Antonis Samarás, como al entonces ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis.

Sin embargo, el ejecutivo heleno, para evitar la salida del euro y acceder a los 86.000 millones de euros en tres años que supondría el tercer rescate aprobado por el Eurogrupo, finalmente se plegó a una gran parte de las exigencias que antaño fueran líneas rojas para Syriza como el aumento del IVA, recortes en las pensiones, una mayor liberalización de los mercados y privatización del sector eléctrico... Los meses de duras negociaciones habían pasado factura y las fisuras en el interior del partido eran ya notables.

En septiembre de 2015 se celebraron elecciones anticipadas con una Syriza fragmentada. Del ala moderada encabezada por Alexis Tsipras se separó una corriente más izquierdista -alineada ideológicamente con el ex ministro Varufakis - que concurrió a las elecciones bajo el nombre de Unidad Popular. En el plano nacional, Iglesias alabó la “lección democrática" de Tsipras al someterse al examen popular e insistió en su alineación con el líder de Syriza, si bien la corriente de Izquierda Anticapitalista integrada en la formación morada prefirió posicionarse con el sector más radical.

Tsipras consiguió ser reelegido, pero perdió medio millón de votos por el camino y los comicios se saldaron con una alta abstención que rondó el 45%. A partir de aquí, Syriza ha ido perdiendo adeptos incluso en sus propias filas. Varios diputados se separaron de las líneas de Gobierno marcadas por Tsipras.

Medidas impopulares


Entre sus impopulares medidas, destaca, entre otras, la reforma de la ley hipotecaria que contempla por primera vez la posibilidad de deshauciar a un deudor de su primera vivienda tras una moratoria de cinco años. Con esta decisión incumplió Tsipras su promesa de no aplicar algo así a la gran mayoría de los hipotecados. Únicamente se mantuvo la protección absoluta para aquellos propietarios de viviendas con ingresos muy bajos. Pero no es la única medida que ha desgastado sensiblemente la imagen de Tsipras entre los griegos.

La reforma de la seguridad social ha puesto en pie de guerra a media Grecia. Este jueves, Tsipras ha vivido la tercera huelga general en su contra coincidiendo con la revisión del tercer rescate para el cual el Ejecutivo debe aprobar un recorte del 1% del PIB en las pensiones. Para cumplir con esta exigencia de los acreedores, Tsipras ha promovido un proyecto de ley para igualar en el 26,95% las cotizaciones a la seguridad social de agricultores y autónomos con las de los asalariados, pero obligando a estos a cubrir de forma íntegra este coste. Algo que no ha gustado a muchos colectivos.

Otros complicados frentes abiertos para el gobierno de Tsipras pasan por su mal entendida política exterior cercana a Israel o la delicada situación derivada de la crisis de refugiados que huyen de la guerra en Siria.

En cuanto a esta última cuestión, Bruselas ha lanzado ya un ultimátum por apreciar "graves deficiencias" en sus fronteras y ha amenazado con su exclusión temporal de la zona Schengen. Más de 850.000 emigrantes llegaron al país el año pasado, de los cuales cerca de 550.000 lo hicieron sólo a través de una saturada isla de Lesbos.

Con todos estos frentes abiertos, Alexis Tsipras ha sufrido en este año de gobierno un fuerte desgaste. De hecho, así lo apuntan las últimas encuestas publicadas en el mes de enero que por primera vez en dos años colocaban a los conservadores de Nueva Democracia, con su nuevo líder Kyriakos Mitsotakis, por delante de Syriza con una diferencia de entre 3,3 y 4,5 puntos porcentuales. Además, Mitsotakis se colocó como político mejor valorado con un 52% de aprobación y Tsipras quedó relegado a una tercera posición con un 35% de apoyo.

- Varoufakis, un grano en el trasero para Tsipras: "Su victoria es la de la humillante rendición ante la troika"

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.