www.diariocritico.com
Una comunidad de 11.000 científicos certifica el peligro real inminente para la humanidad por el cambio climático
Ampliar
(Foto: Pixabay)

Una comunidad de 11.000 científicos certifica el peligro real inminente para la humanidad por el cambio climático

miércoles 06 de noviembre de 2019, 14:28h

Una comunidad integrada por 11.000 científicos ha aportado un informe en la revista especializada 'BioScience' en el que alerta sobre cómo el cambio climático va a afectar alarmantemente a la humanidad en los próximos años.

"Los científicos tienen la obligación moral de advertir claramente a la humanidad de cualquier amenaza catastrófica y decirlo como es. Sobre la base de esta obligación y los indicadores gráficos que se presentan a continuación, declaramos, con más de 11,000 signatarios científicos de todo el mundo, clara e inequívocamente que el planeta Tierra se enfrenta a una emergencia climática", explican.

La explicación y los motivos son fáciles de exponer: "La crisis climática está estrechamente vinculada al consumo excesivo del estilo de vida del primer mundo. Los países más ricos son los principales responsables de las emisiones históricas de GEI (Gases de efecto invernadero) y generalmente tienen las mayores emisiones per cápita. En el presente artículo, mostramos patrones generales, principalmente a escala global, porque hay muchos esfuerzos climáticos que involucran a regiones y países individuales. Nuestros signos vitales están diseñados para ser útiles para el público, los encargados de formular políticas, la comunidad empresarial y aquellos que trabajan para implementar el acuerdo climático de París, los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y las Metas de Aichi para la Diversidad Biológica".

"Hace exactamente 40 años, científicos de 50 naciones se reunieron en la Primera Conferencia Mundial sobre el Clima (en Ginebra, 1979) y acordaron que las tendencias alarmantes para el cambio climático hacían que fuera urgentemente necesario actuar. Desde entonces, se han emitido alarmas similares a través de la Cumbre de Río de 1992, el Protocolo de Kyoto de 1997 y el Acuerdo de París de 2015, así como decenas de otras asambleas mundiales y advertencias explícitas de los científicos sobre el progreso insuficiente (Ripple et al.2017). Sin embargo, las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) siguen aumentando rápidamente, con efectos cada vez más perjudiciales en el clima de la Tierra. Se necesita un inmenso aumento de escala en los esfuerzos para conservar nuestra biosfera para evitar sufrimientos indecibles debido a la crisis climática (IPCC 2018)", explican.

Añaden que la mayoría de las discusiones públicas sobre el cambio climático se basan únicamente en la temperatura de la superficie global, una medida inadecuada para capturar la amplitud de las actividades humanas y los peligros reales derivados de un planeta en calentamiento. "Los formuladores de políticas y el público ahora necesitan acceso urgente a un conjunto de indicadores que transmitan los efectos de las actividades humanas sobre las emisiones de GEI y los consiguientes impactos sobre el clima, nuestro medio ambiente y la sociedad. Sobre la base de trabajos previos, presentamos un conjunto de signos vitales gráficos del cambio climático en los últimos 40 años para actividades humanas que pueden afectar las emisiones de GEI y cambiar el clima, así como los impactos climáticos reales. Utilizamos solo conjuntos de datos relevantes que son claros, comprensibles, recopilados sistemáticamente durante al menos los últimos 5 años y actualizados al menos anualmente", argumentan.

Conclusiones

Mitigar y adaptarse al cambio climático al tiempo que se honra la diversidad de los seres humanos implica grandes transformaciones en las formas en que nuestra sociedad global funciona e interactúa con los ecosistemas naturales. Nos alienta un reciente aumento de preocupación. Los organismos gubernamentales están haciendo declaraciones de emergencia climática. Los escolares son llamativos. Las demandas por ecocidio se están llevando a cabo en los tribunales. Los movimientos de ciudadanos de base exigen cambios, y muchos países, estados y provincias, ciudades y empresas están respondiendo.

Como la Alianza de Científicos del Mundo, estamos listos para ayudar a los tomadores de decisiones en una transición justa hacia un futuro sostenible y equitativo. Instamos al uso generalizado de signos vitales, lo que permitirá a los encargados de formular políticas, al sector privado y al público comprender mejor la magnitud de esta crisis, seguir el progreso y realinear las prioridades para aliviar el cambio climático. La buena noticia es que ese cambio transformador, con justicia social y económica para todos, promete un bienestar humano mucho mayor que el de los negocios, como de costumbre. Creemos que las perspectivas serán mayores si los tomadores de decisiones y toda la humanidad responden de inmediato a esta advertencia y declaración de emergencia climática y actúan para mantener la vida en el planeta Tierra, nuestro único hogar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.