www.diariocritico.com

La confluencia valenciana, la primera grieta en el proyecto plurinacional de Podemos

De izquierda a derecha: Ángela Ballester, Joan Baldoví, Pablo Iglesias, Mónica Oltra y Rita Bosaho durante la campaña del 20-D
Ampliar
De izquierda a derecha: Ángela Ballester, Joan Baldoví, Pablo Iglesias, Mónica Oltra y Rita Bosaho durante la campaña del 20-D (Foto: Dani Gago (Podemos))
sábado 23 de enero de 2016, 10:36h
La gran apuesta 'plurinacional' de Podemos ha sufrido el primer obstáculo nada más comenzar la legislatura. La renuncia de los 4 diputados de Compromís a integrarse en el grupo confederal morado refleja una disonancia de voces que se ha complicado aún más al no poder dividirse en el Congreso. El gran reto ahora para Podemos es que el refuerzo electoral que consiguió se mantenga dentro del funcionamiento institucional, para lo cual Pablo Iglesias ya ha comenzado a hacer gestos, como el de pedir que la alianza catalana tenga participación propia en el hipotético gobierno de izquierdas.

La 'plurinacionalidad' es uno de los elementos más repetidos en el discurso de Podemos, especialmente a partir de las confluencias electorales logradas en Galicia, Cataluña y la Comunidad Valenciana.

Este elemento, el reconocimiento de la diversidad territorial, será uno de las prioridades que Podemos y su agrupaciones aliadas, En Comú Podem y En Marea, pongan sobre la mesa en las negociaciones con el PSOE.

Sin embargo, la división de la confluencia valenciana de Compromís-Podemos ha visibilizado la discrepancia entre las voces del proyecto abarcador que pretendía la formación morada. Apenas ha arrancado la legislatura y el gran acuerdo conseguido por Podemos con sus aliados territoriales ha mostrado ya alguna grieta. La pluralidad de voces que la formación de Pablo Iglesias ha querido mostrar como una ventaja, también tiene sus puntos negativos. Así, la primera división se ha visto nada más plantear el debate de los grupos parlamentarios.

Acuerdo pre-electoral

Aunque tanto Podemos como Compromís, En Marea y En Comú abogaron siempre por luchar por los 4 grupos parlamentarios, la negativa de los demás partidos ha forzado un plan b: el grupo confederal. El problema está en que la división en grupos territoriales fue una condición ya planteada antes de la campaña al firmar la coalición.

Es decir, que la posibilidad de dividirse ya se planteó antes siquiera de saber si las urnas les otorgaban los resultados numéricos exigidos por el reglamento de la Cámara Baja. La normativa del Congreso demanda tener 5 o más diputados y, al menos, el 15% de los votos en la provincia presentada o, en su defecto, el 5% del total nacional.

El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, dejó caer incluso que eran los diputados de Podemos y del resto de alianzas quienes no han cumplido esta "cláusula" y no han querido seguir hasta agotar los recursos legales.

Sin embargo, ante la incapacidad de formar grupo propio, Compromís se vio con la elección de irse al Grupo Mixto o sumarse al grupo morado y ser parte de una "agrupación" o subgrupo valenciano. Finalmente, optaron por irse al Grupo Mixto, donde podrían tener suficiente voz.

La alternativa de integrarse en el grupo de Podemos, además, hubiera supuesto tener una portavoz de la formación morada, ya que el partido de Iglesias asignó las portavocías adjuntas sin esperar a la decisión de Compromís. Esto iría en contra del pre-acuerdo, que establecía claramente que el portavoz del hipotético grupo propio sería de Compromís.

¿Quién es quién?

En cualquier caso, la negativa de Compromís de aceptar ya este martes la derrota en cuanto a los grupos propios, causó una división inevitable ya que la confluencia está también formada por miembros de Podemos.

En concreto, 4 de los 9 diputados valencianos están adscritos a la formación de Pablo Iglesias, incluidas Ángela Ballester, que además es miembro de la ejecutiva nacional y que ya ha sido nombrada portavoza adjunta, y Rita Bosaho, la primera diputada negra.

También pertenecen a Podemos Rubén Martínez Dalmau, que llegó a ser nombrado suplente para ser senador de la formación, y Txema Guijarro García, que además trabajó como asesor del Gobierno ecuatoriano de Rafael Correa.

Entre los diputados valencianos también está la actriz Rosana Pastor, que aunque figuró en las listas como independiente, durante la campaña intervino directamente en actos de Podemos nacional. Pastor, junto con el resto de diputados de Podemos optó por sumarse al acuerdo general y formar una "agrupación" o subgrupo dentro del macro-grupo de Podemos.

Los 4 diputados 'díscolos' pertenecen a los partidos que conforman Compromís, que a su vez es una coalición. Son Joan Baldoví y Marta Sorlí, ambos del Bloc, e Ignasi Candela y Enric Bataller, que pertenecen a Iniciativa del Poble Valencià.

¿Un precedente?

Podemos no ha querido darle importancia al abandono de los 4 diputados de Compromís y ha asegurado que respetan su decisión. Por su parte, Baldoví ha destacado que continúa abierto el diálogo con el grupo morado.

El diputado incluso ha bromeado diciendo que sigue abierto el grupo de 'Telegram' que comparten y que recibió mensajes de ánimo desde el partido de Iglesias antes de su reunión con el Rey Felipe VI.

En relación a En Marea y En Comú Podem, Podemos ya ha adelantado que funcionarán como subgrupos con "autonomía política". Sin embargo, en una comparecencia en el Congreso de los Diputados, Íñigo Errejón alejaba el fantasta de posibles futuros desencuentros con los aliados.

"No me imagino ninguna toma de posición en la que tengamos posiciones diferentes", señalaba el portavoz del grupo parlamentario.

También el líder de En Comú Podem, Xavier Domènech, al ser preguntado por si era posible discrepancias entre las agrupaciones en torno a si convendría ser más flexible respecto al referéndum catalán, decía que ni siquiera contemplaba este escenario.

Además de insistir en la autonomía de los grupos, Iglesias también sorprendió incluyendo la condición de que En Comú Podem forme parte del hipotético Gobierno de PSOE, Podemos e IU al haber sido la fuerza más votada en Cataluña el 20-D.

Iglesias, un "gobierno de perdedores" y un "abrigo de pieles"

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios