www.diariocritico.com
Pantallazo del documental 'Las cloacas de Interior'
Pantallazo del documental 'Las cloacas de Interior' (Foto: Youtube)

'Las cloacas de Interior', un documental que destapa la brigada política desde los GAL, a la 'operación Cataluña' y Podemos

miércoles 19 de julio de 2017, 20:58h
Desde el acoso al juez Garzón por su papel en el caso de los GAL, a la ‘operación Cataluña’ pasando por el caso Lezo, el pequeño Nicolás, los espías en el PP de Madrid, el caso de Javier López Madrid o incluso la supuesta financiación venezolana de Podemos tienen un denominador común: sospechosos movimientos policiales –y sus relaciones con los medios- en lo que ya se conocen como ‘las cloacas de Interior’. Así queda patente en el documental que bajo dicho título presenta las conclusiones de las investigaciones de los periodistas de 'Público' Carlos Enrique Bayo y Patricia López.

“El sistema está tan corrupto que expulsa a los decentes". Esta es la reflexión final expresada por uno de los protagonistas que dan su testimonio para el documental ‘Las cloacas de Interior’, el comisario Jaime Barrado, cesado por denunciar prácticas irregulares y llevar a cabo diligencias que apuntaban directamente al comisario José Villarejo. “Un auténtico mafioso", le describe Barrado explicando que está presente en numerosas de las tramas que han aparecido en los medios, pero que habría logrado llevarse por delante a todo aquel que hubiera osado hacerle frente. Ni siquiera se salva la oficina de asuntos internos acusada también de connivencia para tapar asuntos sucios.

El documental, dirigido por Jaume Roures y producido por Mediapro, hace públicas muchas de las conclusiones que aparecen en el sumario del ‘caso Nicolay’ y relaciona distintos escándalos aparecidos en prensa con los testimonios de: los periodistas Carlos Enrique Bayo y Patricia López que sacaron a la luz la grabación entre el ex ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, y el ex director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso; el juez Baltasar Garzón; el ex alcalde de Barcelona Xavier Trias; un funcionario anónimo del ministerio del Interior; el comisario Barrado antes citado o Marcelino Martín Blas, comisario de Asuntos Internos y un sargento de la Guardia Civil, entre otros.

Las grabaciones al ex ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, y el ex director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, -cuya autoría se achaca a este último- son la base sobre la que se construye un documental que trata de sacar a la luz la brigada política de la que se serviría el Gobierno para dirigir ideológicamente las investigaciones policiales y atacar a sus adversarios a través de los medios afines.

Quedan reflejadas las más de 200 comunicaciones que en un mes se interceptaron entre distintos mandos policiales (Fuentes Gago; Villarejo y Enrique García Castaño) con los periodistas Eduardo Inda y Esteban Urreiztieta justo antes de que aparecieran publicadas las informaciones en ‘El Mundo’ sobre la supuesta cuenta suiza –que resultó ser falsa- de Xavier Trias, unos días antes de la consulta catalana del 9-N, tal y como pedía el ministro en su conversación con De Alfonso para desacreditar al independentismo.

Tres altos cargos que dan cuenta de su labor al “director adjunto operativo Eugenio Pino, número dos de la Policía que reporta directamente al secretario de Estado y por tanto al ministro”, explica Bayo sobre el organigrama del poder.

La brigada política estaba diseñada para desprestigiar al enemigo, explica un funcionario anónimo que denuncia que estaba conformada por “una serie de mandos policiales de la máxima confianza del ministro" para llevar a cabo actuaciones “alegales”.

Estructura de la brigada política

Se estructuraría en tres bloques. Por un lado, la rama compuesta por los inspectores jefe Gómez Gordo, Fuentes Gago y Bonifacio y, por otra, la encabezada por el comisario Villarejo. Asimismo habría una tercera esfera de la brigada política denominada "oficina siniestra" que estaría ubicada junto a la Dirección General de la Policía para diseñar informes cuyo objetivo era, entre otros, desprestigiar a los que se hubieran atrevido a denunciar la situación interna en la policía como habría sucedido con el comisario Jaime Barrado.

Barrado relata cómo habría sufrido represalias por el caso Interligare, agravadas después desde su siguiente destino donde tramitó unas diligencias que apuntaban a Villarejo como autor del apuñalamiento de la doctora Pinto, a modo de amenaza para que dejara su querella por acoso contra Javier López Madrid, yerno de Juan Villar Mir OHL y amigo de la infancia del rey Felipe VI.

El nombre de Villarejo aparece en innumerables tramas, incluida la que afecta al juez Garzón. En 1995, el comisario reconoció que había participado en la elaboración del informe Veritas que aseguraba que Garzón tenía relación con narcotraficantes y mantenía orgías con mujeres, como forma de ensuciar la imagen del entonces encargado de llevar el caso de los GAL.

Además, el funcionario que oculta su identidad también sostiene que Villarejo utilizaba técnicas de agente encubierto para fines más que cuestionables "sin un control judicial como así exige la ley que regula trabajar bajo estas identidades supuestas".

Asimismo, Villarejo habría ofrecido sus servicios extraoficiales a Ignacio González en 2013 ofreciéndose a tapar el caso del ático y sus 12 sociedades han estado relacionadas con lo más alto de la judicatura. En una de sus empresas, Schola Iuris, los propios José Manuel Maza, fiscal general del Estado, y Manuel Moix, ex fiscal Anticorrupción, habrían participado como docentes.

Pero, ¿quién encargaba y elaboraba estos informes ideológicos? Todos se lavan las manos, pero lo cierto es que estas investigaciones con sello, pero sin firma han sido la base de más de una apertura de periódico.

En el documental no sólo se aborda el papel de la brigada política en el marco de la ‘operación Cataluña’ –incluyendo la reactivación ideológica de casos que habían sido paralizados; la grabación de la Camarga que señala a Alicia Sánchez Camacho como partícipe del uso partidista de la justicia derivando en el caso Pujol, o la aparición de investigaciones fiscales a Artur Mas en plena campaña electoral- sino que también aparece en el caso del pequeño Nicolás en el que unos Whatsapps revelarían las “mortadelas” o mordidas de dinero -cuyo origen se desconoce- para garantizar por parte de la cúpula policial determinados testimonios comprometedores.

Más allá de Cataluña

Las acciones de la brigada policial del Ministerio del Interior no se habrían movido sólo contra el independentismo sino que algunos de sus miembros pudieron estar involucrados en la batalla interna del PP cuando en 2009 Esperanza Aguirre pretendió rivalizar con Mariano Rajoy por el liderazgo en Génova. Además, estos agentes también habrían buscado empresarios venezolanos para vincularlos a una supuesta financiación irregular de Podemos.

Pablo Laplana, subdirector del área internacional del BPA 2007-2015, asegura que le intervinieron el teléfono entre 2012-2013 caso Petrov -corrupción urbanística por la mafia rusa-, una causa que no tiene nada que ver con la causa BPA. Finalmente fue desimputado en la causa y asegura ahora que la finalidad de las escuchas era en realidad seguir sus conversaciones con un colectivo de empresarios venezolanos.

La periodista Patricia López relata asimismo cómo Eugenio Pino se querelló contra ‘Público’ después de publicar que filtró a Inda el ‘informe PISA’ –sobre la supuesta financiación irregular de Podemos- y le marcó las fechas de publicación, pero que decidió retirar la querella cuando se pidieron los posicionamientos de sus móviles para desmentir o reafirmar la reunión entre ambos.

Por su parte, el secretario general de la formación, Pablo Iglesias, insiste en el documental en que el Tribunal Supremo en todas sus sentencias “ha dicho que no ha lugar a Manos limpias” sobre esta cuestión.


Extractos de la grabación entre el ex ministro Fernández Díaz y De Alfonso unas semanas antes de la consulta del 9-N en Cataluña:



Fernández Díaz: "¿Estos podrían salir, no?"

De Alfonso: "Podrían salir pero... yo creo que si salen es mejor que se haya ido primero ido a la Fiscalía ¿no?... Lo ideal es... Si eso está en un juzgado y sale, nadie va a sospechar que sale de Policía, de investigaciones policiales. Nadie va a sospechar. Los funcionarios de turno, el periodista gacetillero que está siempre por ahí, el amigo del fiscal..."

Fernández Díaz
: "Porque a veces cuando lo publicas, haces... generas una presión mediática que al final hace que cosas que no se hubieran tomado interés se lo toman".

- El ex director de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, niega que existiera una 'Operación Cataluña'

- PP y Ciudadanos impiden que continúe la investigación de la 'policía política' de Interior

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.