www.diariocritico.com
Rafael Mozo preside una reunión del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)
Ampliar
Rafael Mozo preside una reunión del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) (Foto: CGPJ)

Los vocales conservadores del CGPJ quieren un pleno extraordinario para elegir a los magistrados del Constitucional

viernes 09 de diciembre de 2022, 17:32h

Este viernes 9 vocales del bloque conservador del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) han solicitado al presidente interino del órgano, Rafael Mozo, que convoque un pleno extraordinario para votar a los 2 candidatos del Tribunal Constitucional.

La petición llega después de que los partidos en el Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, hayan registrado dos enmiendas a la proposición de ley de reforma de la sedición en el Código Penal, que se tramita en el Congreso, para desbloquear la situación del tribunal.

En concreto, proponen pasar de una mayoría de 3/5 a una simple para que el CGPJ designe a sus 2 candidatos al TC y que, en caso de que el órgano de gobierno de los jueces siga incumpliendo, se puedan exigir a sus vocales responsabilidades hasta penales.

Esta enmienda ha ahondado las divisiones ya existentes en los sectores conservador y progresista de ambas instituciones. Algo que los conservadores han visto como una forma de presión y los progresistas como una solución al bloqueo actual.

El bloque conservador ve la reforma como "una injerencia demoledora"

La reacción de esta decisión gubernamental es que los vocales conservadores del CGPJ están "alucinados" y "preocupados" con la reforma y creen que se trata de una "injerencia demoledora", un "chantaje" y hasta una amenaza.

"En la práctica, nos están llamando delincuentes" ha declarado una vocal.

Desde el ala conservadora llaman la atención sobre el hecho de que la reforma contempla que, en lugar de que cada 1 de los 18 vocales proponga y vote a 2 candidatos, propongan y voten solo a 1, y esto garantizará que los 2 más votados sean los aspirantes de cada bloque, en el caso de los progresistas, Bandrés.

Sin embargo, desde la corriente progresista creen que la propuesta de PSOE y UP es una vía legítima para que las Cortes Generales ofrezcan una solución al actual bloqueo.

A su juicio, lo "vergonzoso" sería que "nadie hiciera nada" para intentar remover los obstáculos que impiden el normal funcionamiento de las instituciones.

Un adelanto del calendario ante la posible reforma

En este contexto, ambos bloques están pendientes de Mozo, ya que es quien debe convocar el pleno extraordinario en un plazo de 3 días a contar desde el lunes.

Esto supondría adelantar el calendario fijado, porque estaba previsto que en el pleno ordinario del 22 de diciembre se votara por primera vez los 2 candidatos al TC, y podría permitir hacer los nombramientos antes de que la citada reforma quede aprobada y entre en vigor.

Pero las negociaciones en el seno del CGPJ llegaron a punto muerto la semana pasada después de que los vocales progresistas ratificaran la candidatura del magistrado del Tribunal Supremo (TS) José Manuel Bandrés y ofrecieran a los conservadores aceptar también sin objeciones al candidato que designaran. Pero los conservadores rechazaron ese sistema insistiendo en que ambos aspirantes deben elegirse conjuntamente.

Por otro lado, el Consejo de Ministros propuso al ex ministro de Justicia Juan Carlos Campo y a la ex directora general de Presidencia Laura Díez en sustitución de los 2 magistrados conservadores Pedro González-Trevijano, actual presidente del TC, y Antonio Narváez, una decisión que debe ser ratificada por el Pleno del TC y que ha recibido las críticas tanto de la oposición como los socios del PSOE en el Congreso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios