www.diariocritico.com

El lado oscuro

De nuevo otro joven muere a manos de unos porteros de discoteca. En Madrid, por la noche, cuando la legalidad se acuesta el “lado oscuro” comienza a reinar con sus propias normas. Gallardón tiene la noche tan peligrosa que habrá que hacerse con una espada láser de las que venden en la tienda de la exposición “Star Wars”. El Ayuntamiento ha conseguido que una vez al año tengamos “una noche en blanco”, pero que el resto del calendario sean noches de miedo. Todo: la razón, la legalidad, las buenas costumbres se desbaratan delante de un musculitos con cara de pocos amigos.
 

En las puertas de locales, (muchos de ellos abiertos sin licencia), unos matones tatuados imponen su fuerza bruta. Alvaro Ussía tuvo la mala suerte de encontrarse con unos de esos tipos que te ponen ante el paredón sin la mínima legalidad de un juicio previo.

Nadie se ha tomado la molestia de regular las condiciones del gremio de porteros de chiringuito. A partir de ciertas horas de la madrugada estos cenutrios de gimnasio campan por sus respetos y se creen poseedores de una capacidad natural de selección de las especies. La mayor parte de las veces desprecian a los jóvenes con un comportamiento gansteril, y en ocasiones desgraciadas provocan lesiones.
 

Si mal está que haya locales que funcionen sin licencia, (un número tan elevado como irracional), peor resulta que la seguridad quede en manos de personas de escasa cualificación laboral.

La camorra madrileña son los que te pueden dar una paliza por el precio que pagas por una copa. Un sindicato del crimen que funciona amparado por el silencio administrativo municipal nocturno.

[email protected] 


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios