www.diariocritico.com

Empiezan las estrategias heterodoxas

Los líos íntimos de políticos dejan de serlo

Los líos íntimos de políticos dejan de serlo

 

La temperatura política ha empezado a subir y el termómetro que sube es el de los escándalos.

El candidato presidencial panameñista, Juan Carlos Varela, que se vende como el candidato de las manos limpias, tiene como jefe de campaña a su hermano Luis ‘Popi’ Varela, que enfrenta denuncias en la Corte Suprema de Justicia por uso de recursos del Estado.  Los cinco expedientes señalan al hermano del candidato como infractor al usar recursos del Estado para proselitismo político en los distritos de Parita, provincia de Herrera; bonos del Estado; el fondo asignado a la Junta Comunal de Barrero, distrito de Pesé; por mal uso de fondos asignados a Las Cabras de Pesé, provincia de Herrera;  todos estos recursos usados en el pasado período electoral del 2004 para proselitismo político.

Las demandas reposan en distintos despachos de magistrados, y fueron interpuestas por candidatos que compitieron con José Luis Varela en a región de Herrera. Los denunciantes alegan que fueron perjudicados, porque Varela usó los recursos del Estado en esos distritos para favorecerse en la campaña.

En el PRD la cosa está al rojo vivo. A la candidata a presidente y ex ministra de Vivienda Balbina Herrera, se le ha levantado el fuero electoral tras una denuncia penal presentada por la diputada Marilyn Vallarino, que acusa a Herrera de introducir más de 60 mil kilos de cebolla desde Holanda, a través de su empresa Agrovicaral Import and

Export, supuestamente contaminada con dioxina, cuando era ministro de Desarrollo Agropecuario Laurentino Cortizo. 

A otros importadores se les negó la importación de Holanda, y tuvieron que traer cebolla de Estados Unidos a un precio más caro, por lo que consideraban que ésta era una competencia desleal que favoreció a Agrovicaral Import and Export.  Vallarino entró a investigar el tema de las cebollas por petición de la ACOVIPA.

Hasta el momento Varela, del Partido Panameñista, y Martinelli, de Cambio Democrático sostienen una virulenta campaña de dimes y diretes, acusaciones y cuñas de televisión donde se señalan un largo menú de manchas políticas y civiles.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios