www.diariocritico.com
Hugo Chávez, visto por Europa

Hugo Chávez, visto por Europa

¿Ha sido una victoria o una derrota para Chávez lo que ha salido de las urnas en Venezuela el día 23? El debate se prolongará aún durante unos días. A mí me parece que el bolivariano anda en retroceso, pero apenas ligero: es el lógico desgaste de gobernar, especialmente cuando se gobierna de manera tan atípica –vamos a llamarlo así— como lo hace el mandatario venezolano. Una de las conclusiones que, vistos los resultados desde Europa, se deducen es que la oposición, en su conjunto, sigue sin obtener la fortaleza suficiente como para poder derribar en las urnas a Chávez.

Contemplado desde las cancillerías europeas –naturalmente, no puedo hablar por todas ellas, pero sí puedo hacerlo a través de un análisis de los principales periódicos españoles, franceses, británicos e italianos--, lo de Chávez no ha sido precisamente una deblacle. Más bien se mantiene en el lugar habitual, aunque cada vez más a duras penas. Ni la campaña ha sido un escándalo, ni la jornada electoral, pese a los numerosos detenidos, tampoco lo ha sido demasiado. Chávez ha procurado salvar los muebles y la verdad es que los ha salvado. Malamente, pero los ha salvado.

Lo peor es que esas mismas cancillerías europeas, como los propios venezolanos, se están acostumbrando a los modos, tan arbitrarios, con los que Hugo Chávez ejerce el poder. Y con cada elección ganada, por mucho que sus votos y su poder regional vayan reculando, se afianza un poco más en el palacio presidencial. No es una buena noticia, desde luego, pero probablemente es lo que merece la desorganización de los grupos de oposición, que han cometido errores sin cuento en los últimos años.

Por otro lado, a Chavez hay que reconocerle que ha sabido ganarse a varios gobiernos europeos –Francia, Portugal--, lo cual, teniendo la llave del petróleo, tampoco es tan difícil. Ahora falta ver qué ocurrirá con la ‘era Obama’ en los Estados Unidos con respecto a Caracas: de momento, no ha habido movimientos significativos ni en uno ni en el otro lado.

Por lo que se refiere al caso específico de España, no parece que las buenas relaciones de antaño hayan quedado del todo restablecidas, aunque ni a una parte ni a la otra les interesa romper la baraja, pese al deterioro que los intereses económicos españoles han sufrido en el país bolivariano.

A Chávez puede interesarle enormemente el papel de Zapatero como puente entre Latinoamérica, Estados Unidos y Europa, que es el que al presidente español le gustaría jugar y el que, curiosamente, le atribuyen en el futuro círculos diplomáticos norteamericanos, según publicaba hace dos días el ‘Washington Post’: para el gran periódico liberal, Zapatero podría ser el ‘socio privilegiado’ de Obama en Europa. Quién lo iba a decir hace unas semanas, cuando ZP ni siquiera estaba seguro de que pudiese entrar en la Casa Blanca, de la mano del francés Sarkozy, para cenar con el grupo ‘de los veinte’. Entró y cenó...probablemente para regresar pronto, pero ya con otro presidente diferente a su muy poco querido Bush.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios