www.diariocritico.com

Con un mensaje de esperanza

El mundo celebró la Navidad

El mundo celebró la Navidad

“Que el nacimiento del Salvador, que libera a la humanidad del pecado, de la injusticia, del dolor y abre las puertas a un mundo más justo, fraterno y solidario, nos libere también a nosotros de la soberbia, del egoísmo, de los sentimientos de rencor, odio y división entre hermanos”, deseó el secretario general de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), monseñor Jesús Juárez.

La Iglesia Católica pidió ayer que el nacimiento de Jesucristo libere a los bolivianos de la soberbia, el egoísmo, el rencor y el odio.

La autoridad eclesiástica presentó el mensaje de felicitación por Navidad de la CEB ayer en una conferencia de prensa, en la que también hizo hincapié en el sentido de la fiesta y resaltó los valores de la reconciliación, esperanza y paz para Bolivia.

En ese sentido, Juárez afirmó que la Iglesia Católica en Bolivia “renueva sus deseos de reconciliación, unidad y paz para el Nuevo Año 2009”, fecha que es propicia para “sacar lo mejor de nuestro pasado” para, de esta manera, evaluar la situación actual.

Juárez también advirtió sobre la posibilidad de que el consumismo que rodea a las festividades hagan olvidar el verdadero significado de la Navidad.

El religioso recordó que la celebración significa “el misterio de la Encarnación de Dios en Jesús, que viene a nosotros asumiendo la naturaleza humana. Dios revela su misión para la humanidad, Dios comparte nuestra historia y, de manera especial, la historia de aquellos que ponen en Él su esperanza: los pobres, los últimos, los marginados”.

“Con todo el show consumista, los cristianos no debemos olvidar que el mejor regalo que recibiremos en estas fechas es el don de la libertad y de la esperanza que trae el nacimiento del Señor”, agregó el Obispo de El Alto.

Después de finalizar la lectura del documento episcopal, Juárez aseguró que la Iglesia Católica boliviana reafirma el deber y derecho que tiene para acompañar al pueblo de Dios. En ese contexto, también se refirió rápidamente a la relación con el Gobierno, admitiendo que la CEB no realizó una evaluación del año que acaba, pero que se ratifica la misión de ayudar al pueblo. “La Iglesia está presente no sólo en las ciudades sino en los pueblos más alejados de los centros urbanos en el territorio nacional, desde los laicos hasta las religiosas, sacerdotes y pastores episcopales, sirviendo a los bolivianos”, dijo.

Respecto del referéndum del 25 de enero, el Secretario General de la CEB indicó que la Iglesia va a participar desde su misión, ayudando al discernimiento de los fieles. “Rezo para que los bolivianos voten de acuerdo a su conciencia y según sus criterios, sin responder a presiones de tipo político”, agregó el prelado.

Por su parte, en un spot emitido por el canal gubernamental, el presidente Evo Morales también emitió su mensaje. “Deseo que esta Navidad nos traiga armonía, bienestar y felicidad en nuestros hogares. Bolivianas y bolivianos, estoy seguro que con el Año Nuevo caminaremos a una Bolivia unida, grande y para todos. El país que queremos está en nuestro corazón”, afirmó.

El Papa oficia la Misa de Gallo

El papa Benedicto XVI ofició a la medianoche, en la basílica de San Pedro del Vaticano, la tradicional Misa del Gallo, en la que conmemoró el nacimiento de Jesús en Belén, ciudad palestina que el Pontífice visitará en el mes de mayo, durante su anunciado viaje a Tierra Santa.

A la Misa del Gallo asistieron varios miles de fieles. El Vaticano informó que desde hace días ya no quedaba ni una entrada, que son gratuitas, para la ceremonia, en la que participaron cardenales, obispos y otros miembros de la Curia Romana.

Según las previsiones reveladas horas antes del evento, la ceremonia religiosa duraría varias horas, por lo que, para no cansar el Papa y como ya es habitual, la misa de Navidad la celebrará hoy en la basílica de San Pedro el cardenal secretario de Estado, Tarcisio Bertone.

Benedicto XVI regresará al recinto vaticano hoy a mediodía, para leer el tradicional Mensaje de Navidad e impartir la bendición "Urbi et Orbi" (a la ciudad de Roma y a todo el mundo), que será transmitido por un centenar de televisoras de más de medio centenar de países del mundo.

Antes de la Misa de Gallo, el Papa encendió, a media tarde, el Cirio de la Paz en la ventana de su apartamento, que da a la plaza de San Pedro. Normalmente, no pronuncia ninguna frase y se limita a rezar. Vaticano, EFE

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.