www.diariocritico.com

Plan Bolonia

La reforma universitaria, el gran desafío del Gobierno en Educación

La reforma universitaria, el gran desafío del Gobierno en Educación

El Ministerio de Ciencia e Innovación, dirigido por Cristina Garmendia, afrontará en este nuevo año la recta final para la reforma del sistema universitario español mediante la construcción del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), conocido como Proceso de Bolonia, a pesar de las protestas estudiantiles para paralizar la iniciativa europea. El movimiento 'antibolonia' ya ha avisado de que "recrudecerá" su oposición después de Navidad.

   Manifestaciones y encierros en facultades de toda España contra Bolonia; protestas de rectores ante el departamento de Garmendia por el movimiento "creciente" y con "consecuencias imprevisibles" frente al Espacio Europeo; denuncias de los estudiantes e ingenieros de Informática por no tener un título universitario con competencias profesionales como el resto de las ingenierías; y la desaprobación de los grupos parlamentarios sobre la gestión del Gobierno en materia universitaria, completan las quejas del año que acaba.

   Este proceso, que implica modificar las carreras con el fin de hacer homologables los estudios en toda Europa, comenzó a gestarse en 1999 con la Declaración de Bolonia, pasando por los distintos gobiernos, tanto del PP como del PSOE y tiene como límite el año 2010. No obstante, hasta el año 2015 los estudiantes que cursen titulaciones conforme a los planes actuales tienen garantizado el derecho a continuar en el régimen en el que hayan iniciado sus estudios, si bien pueden optar voluntariamente por incorporarse a los nuevos títulos.

   Con el inicio de la nueva legislatura, las competencias en materia universitaria pasaron del antiguo departamento de Educación al nuevo Ministerio de Ciencia e Innovación, que tuvo que ponerse al día en la adaptación a Europa. Sus críticos señalan que esta transformación de los estudios superiores supone la mercantilización de la universidad y la cesión de su control a las necesidades de las empresas.

   En el último pleno del año en el Senado, la ministra de Ciencia e Innovación advirtió, sobre el EEES, de que su construcción es "irreversible" y acusó a la oposición de "oportunista" por criticar la gestión del Ejecutivo y "dar alas" a los colectivos antisistema que, a su juicio, "de forma minoritaria" intentan bloquear la iniciativa europea.

   Sin embargo, los máximos responsables de al menos cinco campus públicos --los de la Autónoma de Barcelona, Barcelona, Complutense de Madrid, Sevilla y Valencia--, donde se han producido las principales protestas y encierros, comunicaron a la ministra su preocupación por el impacto que en sus centros estaba teniendo el movimiento 'antibolonia'. Asimismo, pidieron la implicación del Ejecutivo para informar a la opinión pública y a los estudiantes sobre esta iniciativa europea, mediante una campaña similar a la del euro.

   Tras este encuentro, los rectores valoraron el apoyo del Gobierno y señalaron que la confusión generada en torno al EEES se había producido por la difusión de "ciertas falsedades" en torno al proceso, que, a su juicio "es positivo para la sociedad". Sin embargo, el dirigente de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Berzosa, insistió en que los rectores se han sentido durante todo este tiempo "muy solos".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios