www.diariocritico.com

Los incidentes, en los que resultaron heridas varias personas, tuvieron lugar en 2001

El TS confirma la sentencia contra cinco jóvenes que asaltaron varios comercios del barrio de Salamanca

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha confirmado una sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid contra cinco jóvenes, todos ellos de 18 años cuando se produjeron los hechos, que en 2001 asaltaron varios comercios de la calle Serrano y Concha Espina agrediendo a los clientes que se encontraban a su paso.

J. D. B., E. C., F. A., I. F. y C. A. fueron declarados en 2006 autores de un delito de desórdenes públicos, uno de lesiones, uno de daños, y dos faltas de malos tratos, por los que se les impuso penas de un año y seis meses y una multa de 1.320 euros.

Además, J. D., que se consideró autor de un delito de agresión sexual, una falta de lesiones, dos delitos de lesiones, una falta de malos tratos y delito de resistencia a la autoridad, fue condenado a dos años y medio de prisión. Por su parte, Enrique fue condenado a dos años, que sumados al año y medio por los delitos antes citados suman tres años y medio de prisión, como autor de dos agresiones sexuales mientras que Felipe A.D. deberá cumplir seis meses de prisión por amenazas.

La resolución jurídica declara probado que sobre las 14.00 horas del 21 de diciembre de 2001 los procesados "fueron sembrando el pánico" entre las calles de Serrano y de Concha Espina de la capital, invadiendo dos establecimientos de Burger King en los que se hallaban gran número de menores, "golpeando indiscriminadamente a sus víctimas", así como bienes y objetos que hallaban a su paso.

De este modo, en el local de la calle de Serrano, David y Enrique acorralaron a dos niñas de 13 años de edad y les efectuaron tocamientos mientras les dedicaban frases obscenas. Acto seguido, David, al ver como un chico de 14 años abandonaba la instalación, "se abalanzó sobre el mismo con los puños en alto diciéndole que tenía que practicar boxeo" y procedió a golpearle, causándole lesiones.

Al observar el comportamiento de los encausados, el gerente del local se aproximó para apaciguarles, recibiendo como respuesta diversos golpes que le derribaron al suelo, donde continuaron dándole patadas. En esta situación, otro cliente del restaurante acudió en defensa de los menores, encontrándose con la navaja que empuñaba Felipe A.D., aprovechando David este momento para agredir al hombre.

Los imputados "en actuación conjunta" golpearon un expositor, cristales de ventanas y de la puerta principal, causando desperfectos valorados en 731,54 euros. Seguidamente todos ellos se dirigieron al Burger King de Concha Espina donde pegaron a dos niños.

Tras estas agresiones, los procesados salieron del establecimiento, golpeando a todo aquel que a su paso hallaban, como a una mujer que vendía 'La farola' con su bebé en brazos, a un vendedor hindú al que derribaron y patearon y a un menor que se encontraba hablando por teléfono.

Los transeúntes, al presenciar estos hechos, avisaron a la Guardia Civil, que detuvo a David B.M., quien se resistió a la detención y ocasionó desperfectos en las motos y los equipos de transmisiones de los agentes.

La sentencia, contra la que cabe interponerse recurso de casación ante el Tribunal Supremo, recuerda que de estos hechos se desprende que los procesados "tenían la intención de atentar contra la paz pública o tranquilidad ciudadana, provocando en definitiva el temor de los ciudadanos a su paso, ya que no se puede justificar la actuación por otra motivación distinta que no sea la de la violencia gratuita, buscando en todo momento un objetivo sobre quien descargar sus energías".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios