www.diariocritico.com
Aberraciones

Aberraciones

Lo llamaban “Dr. Muerte”. Hace pocos días se descubrió cual fue el último escondite del criminal de guerra nazi Ferdinand Heim. Josef Khol sobreviviente del campo de concentración de Mauthausen donde “atendía” narró: “Tenía el hábito de mirar en la boca de los prisioneros para ver sus dientes están en condiciones impecables. Si lo estaban los mataba con una inyección, cortaba su cabeza, la dejaba en la cocina del crematorio por horas, hasta que la carne se hubiera desprendido del cráneo, y lo preparaba como una decoración para los escritorios de él y sus amigos”. El New York Times dice que el Dr. Heim “operaba sin anestesia removiendo órganos de prisioneros sanos dejándolos morir en la mesa, e inyectaba veneno incluso gasolina en el corazón de otros”. Suchonel un oficial de operaciones de Treblinka contó sobre los campos ante las cámaras al ser entrevistado por Landzman en el célebre documental SHOA: “Treblinka procesaba 12.000 a 15.000 judíos a diario. A diferencia de Auschwitz se usaba gas de escape. Auschwitz era una fábrica. Treblinka una línea primitiva pero eficiente”. Un millón y medio de niños judíos fueron asesinados por los nazis, una mayoría en los campos de concentración. El Consejo de Estado de Francia termina de reconocer formalmente la responsabilidad del Estado francés en la deportación de 76.000 judíos, incluidos 11000 niños. Sólo 3.000 quedaron vivos. Primo Levi escribe en sus sobrecogedores testimonios sobre los campos que “los recién llegados todavía parecían llevar puesto el olor de hogar”.

El Obispo Williamson explicó a la TV sueca (Enero, 2009) que las cámaras de gases no habían existido nunca. No era una afirmación nueva, ya en 1998 dijo “No hubo un sólo judío muerto en cámaras de gas. Los judíos crearon el Holocausto”. En el 2001 escribió “En la Edad media los judíos eran impotentes para dañar la cristiandad, pero como las católicos fueron en los siglos más débiles en su fe, especialmente después del Concilio Vaticano II, los judíos están cada vez más cerca de la dominación mundial”. También atribuyo el atentado a las torres a un complot de EEUU.

El Obispo comparte sus tesis con el historiador inglés David Irving negador sistemático del Holocausto, condenado a presión en Austria. Irving se jacta “en octubre pasado el Obispo Williamnson acudió a una fiesta en mi casa en Windsor. Fue más que bienvenido”. Son las mismas tesis que cotidianamente enarbola el Presidente de Iran Ahmadinejad. En Enero 2009 volvió a reiterar “Romper la mirada sobre la caja del Holocausto, y abrirla es clave para cortar la yugular del régimen sionista”.

Todos juntos Williamson, Irving, Ahmadinejad, y quienes encabezan, el Xu Xux Xlan, y los grupos neonazis, y racistas en el planeta, están intentando repetir el genocidio. Como lo dijera el Nobel de la Paz Elie Wiesel Primero se asesinaron 6 millones de judíos, y gran parte del pueblo gitano Ahora se está tratando de asesinar su memoria, de mostrar que nunca existieron.
En actitud ejemplar que sienta un precedente internacional pionero, el Gobierno argentino termina de expulsar a Williamson del país. Se señala en los considerandos de la resolución “sus despreciables declaraciones antisemitas que agreden el sentir más profundo de la comunidad judía y de toda nuestra sociedad”. Se resalta que “es una oportunidad de reafirmar que el antisemitismo es una aberración ideológica que a lo largo de la historia ha costado la vida a millones de seres humanos”. Recuerda que en el 2007 la Asamblea General de la ONU instituyó el Día de Recordación del Holocausto, condenó su negación, y exhortó a rechazarla activamente.

La negación del Holocausto es penada con la cárcel en Francia, Alemana, y Austria y en la Argentina entre otros países, se prepara un proyecto similar. Son países que Williamson, Irvin, y Ahmadinejad no podrían visitar. Es proteger la memoria de las víctimas, pero también defender la dignidad y el futuro del género humano.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios