www.diariocritico.com

El Dow Jones se anotó avances del 2,79%

El G-20 desata la euforia en la Bolsa de Nueva York

El G-20 desata la euforia en la Bolsa de Nueva York

El G-20 desata la euforia en la Bolsa de Nueva YorkLa principal bolsa del mundo celebró por todo lo alto los acuerdos alcanzados por los líderes europeos en la cumbre del G-20. Lo que mayores aplausos provocó entre los inversores fue la inyección de más de un billón de dólares que servirán para enderezar el rumbo de la economía global. El Dow Jones acaricia los 8.000 y se aproxima a máximos de dos meses.

Al cierre de la sesión el Dow Jones de industriales se anotó avances del 2,79%, hasta 7.978,08 puntos, mientras que el selectivo Standard & Poor's 500 sumó un 2,87%, hasta 834,37 puntos. El mercado tecnológico Nasdaq Composite repuntó un 3,29%, hasta 1.602,63 puntos.

La cumbre del G-20 celebrada estos días en Londres había generado grandes expectativas entre los inversores, pero ni los más positivos contaban con la posibilidad de que los líderes allí reunidos fueran capaces de impulsar tanto al mercado. Aunque estaba claro que la cita depararía importantes novedades en materia económica para combatir la crisis, el acuerdo anunciado hoy por los participantes de la cumbre ha inyectado algo más que dinero en los mercados: optimismo.

El G-20 acordó hoy aumentar en 1,1 billones de dólares los recursos de los que disponen los organismos internacionales para reactivar la economía mundial. Además de elevar los recursos del FMI, los líderes mundiales también impulsarán la financiación del comercio mundial, incrementarán la ayuda a los más pobres y endurecerían la regulación del sistema financiero.

El propio presidente estadounidense, Barack Obama, fue quien pidió que se incremente la dotación del FMI, que dispondrá de 750.000 millones más de dólares para financiar a países en crisis. A cambio, Washington accedió a endurecer la regulación financiera con normas para controlar la remuneración de los bancos, la actividad de los hedge funds y los paraísos fiscales.

La euforia desatada por el acercamiento de posturas entre los miembros del G-20 y los acuerdos a los que llegaron los líderes mundiales se vio ligeramente ensombrecida por la rebaja de un cuarto de punto aplicada hoy por el Banco Central Europeo (BCE) en los tipos de interés de la zona euro. Aunque el organismo presidido por Jean-Claude Trichet dejó el precio del dinero en el 1,25%, mínimo histórico, lo cierto es que los mercados esperaban un recorte mayor, de al menos medio punto. El presidente del BCE aseguró que este no es el "suelo de los tipos", bien es cierto, pero en Europa los inversores esperan que el regulador monetario actúe con mayor dinamismo a la hora de regular las tasas, algo que Trichet, pese a los cinco mensajes que lanzó hoy", no parece dispuestos a consentir.

Pese a que las noticias principales llegaban hoy desde Europa, la Bolsa de Nueva York también conoció hoy varias referencias interesantes a tener en cuenta. Antes de la apertura se publicaban las peticiones semanales de subsidio por desempleo, que se saldaron con un repunte hasta 669.000 personas, cifra superior a las 657.000 de la semana previa ya a las 652.000 previstas por los expertos. El dato precede a la publicación del dato mensual de paro que dará a conocer mañana el Departamento de Trabajo. Las expectativas en ese aspecto son bastante agoreras.

Por otro lado, hoy se publicaron los pedidos a fábrica relativos a febrero. Por primera vez en siete meses se ha registrado una subida de este indicador, gracias al incremento de los pedidos en el sector de defensa, según los datos presentados por el Departamento de Comercio. Tras experimentar un descenso acumulado del 18% en los seis meses anteriores, los pedidos a fábrica aumentaron un 1,8%, frente a la caída revisada del 3,5% en enero y al incremento del 1,5% que esperaba Wall Street.

La afluencia de noticias relativas a la economía, tanto estadounidense como mundial, dejó en segundo plano las noticias empresariales. De los 30 valores que integran el Dow Jones de industriales tan solo dos operan en negativo. Son Microsoft y Pfizer, con recortes del 1,2% y del 1,5%, respectivamente. En la otra cara de la moneda Caterpillar se llevó los aplausos más sonoros por parte de los inversores con una revalorización por encima del 9%. Alcoa y DuPont acompañaron al fabricante de acero con una revalorización en torno al 8 en ambos casos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios