www.diariocritico.com

Agria campaña con encuesta y Batasuna

  Ya no cabe esperar más. Los dirigentes y los candidatos se han echado ya a la carrera electoral, a dos meses justos de las urnas de mayo. Rajoy lleva ya bastante tiempo en la tarea de excitar los ánimos de los votantes, y Zapatero se lanza justamente con los eslóganes contrarios: serenidad y nada de insultos al adversario. Por supuesto, ambos esperan ganar.

   De momento apenas disponen de las encuestas de opinión. La más reciente, este mismo domingo, y en ella, un primer revés para el PP: la sorpresa de que una mayoría de ciudadanos cree que el Gobierno debe dialogar con ETA. Eso sí, el 58 por 100 rechaza la prisión atenuada al etarra De Juana, incluido el 40 por 100 de los votantes del PSOE. Y en cuanto a datos de cómo podrían resultar ahora mismo unas elecciones, el PSOE obtiene un apoyo similar al 14-M, 42 por 100, y el PP acorta distancias, 38,5 por 100. Dos tercios de los ciudadanos reprueban la constante convocatoria por el PP de manifestaciones contra el gobierno. El 71 por 100 de los navarros  descarta que su autonomía esté en peligro. El 60 por 100 de los españoles no teme por la unidad del país. La valoración de Rajoy se desploma y el 64 por 100 reprueba la agitación en las calles. La mayoría pide la retirada de las tropas de Afganistán. Datos para extraer consecuencias, tal vez, y desde el clima supercrispado de los últimos meses.

   Estaremos pendientes, según el PP, de lo que determine ETA. De si hay o no un comunicado de la banda. Y, de otro lado, de lo que haga Batasuna, que ya es bastante previsible: se esforzará por correr en esta campaña, ya lo viene anunciando. En el primer asunto, la banda ETA, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, expresó ayer mismo su "máxima cautela" ante las intenciones de ETA y lamentó que, mientras el Ejecutivo se enfrenta a la banda terrorista, "el PP se enfrenta al Gobierno". Hacía estas consideraciones en una conversación con periodistas en Berlín, en los actos conmemorativos del 50 aniversario de la firma del Tratado de Roma. Y sobre la posibilidad de un próximo comunicado de ETA, señaló que el único fin por el que trabaja es "prevenir, combatir y terminar" con el terrorismo de esa banda, pero insistió en que, sobre las intenciones de la misma, le corresponde tener "la máxima cautela", reiterando que la violencia y el terror no tienen ninguna cabida ni futuro ni en España ni en la UE porque es "una lacra absolutamente intolerable".

   Naturalmente, fue preguntado también por el actual alto grado de crispación política, y aseguró que no ve un enfrentamiento entre el Ejecutivo y el PP, sino un partido que, por vez primera, se enfrenta al Gobierno en política antiterrorista. "El Gobierno se enfrenta a ETA y el PP se enfrenta al Gobierno", observó Zapatero, y señaló que la oposición tiene la exclusiva responsabilidad de la estrategia que desarrolla, y los ciudadanos la juzgarán en su momento. En su opinión es el PP quien ha elevado el tono y no acepta una crítica", dijo al referirse a la reacción del Partido Popular a las críticas del presidente de Prisa, Jesús de Polanco, en la última junta de accionistas de este grupo de comunicación. Zapatero se comprometió a hacer balance de la política antiterrorista al final de la legislatura insistiendo en que la oposición ha hecho de la política antiterrorista el eje central de su estrategia. Por lo que se refiere a la probable presentación de candidaturas batasunas, Zapatero emplazó a esperar al momento e insistir en que "La ley de partidos se va a cumplir, como no podía ser de otra manera, en su letra y en su espíritu".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios