www.diariocritico.com

Vecinos de Salamanca protestan por unas obras que causaron un derrumbe

Un millar de vecinos del distrito madrileño de Salamanca protestaron este sábado por las obras que la empresas San Martín está realizando en la calle Povedilla, muy cerca del Palacio de los Deportes, para construir un aparcamiento, trabajos que ya causaron un derrumbe en otro estacionamiento aledaño.
Según los afectados, el garaje que se está construyendo tendrá ocho plantas bajo rasante con una capacidad para 173 vehículos gracias a las plazas robotizadas. El pasado mes de febrero comenzó este proyecto, en un solar que la empresa CERVO S.A. tiene entre las calles de Goya, Doctor Esquerdo, Fuente del Berro y Povedilla, obras que causaron el derrumbe del aparcamiento de 24 plazas ubicado entre los números 9 y 11 de la calle Povedilla.

"La plataforma vecinal de afectados logró del Ayuntamiento el compromiso de que las obras no se reanudarían hasta que los promotores presentaran un estudio sobre los posibles efectos en los edificios limítrofes y, en su defecto, aseguró que el informe lo realizaría el propio Consistorio", explicó el portavoz vecinal, Iván López.

Sin embargo, ahora los afectados aseguran que las obras van a reanudarse sin que nadie haya estudiado las consecuencias que podrían tener, por lo que los vecinos se sienten "desprotegidos e indefensos", especialmente porque "ni la promotora ni la constructora se han responsabilizado del derrumbe, (causando a los ciudadanos) una situación de endeudamiento económico al tener que contratar servicios jurídicos para que se les compense por los daños causados".

Asimismo, consideran que, ante el comportamiento mostrado por estos empresarios, la situación se puede agravar si se producen más accidentes, y critican que, pese a que el Gobierno local "asegura que técnicos municipales inspeccionaron el exterior y los patios interiores de los edificios colindantes para comprobar la seguridad del proyecto", por allí no ha pasado nadie.

Vacío legal
De hecho, los vecinos culpan en parte al Consistorio por la situación en la que se encuentran, ya que creen que la Gerencia de Urbanismo ha interpretado "en sentido contrario al interés general" el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) a la hora de conceder la licencia, ya que el texto indica que hace falta un informe favorable cuando se superan las cuatro plantas sobre rasante y los 12 metros en un parking, pero al estar éste robotizado "han considerado que ese informe sólo es necesario para los aparcamientos convencionales".

"Se ha aprovechado el vacío legal que hay en torno a los aparcamientos robotizados, posibilitando que la promotora CERVO no lleve a cabo un periodo de información pública, un informe de tráfico, un informe ambiental de los posibles problemas de ruido y humos que podría general la entrada y salida de hasta 173 vehículos, o un estudio sobre los efectos de las vibraciones de los robots sobre los edificios", añade el portavoz vecinal. Por todo esto, los vecinos se sienten "indefensos" por la magnitud del proyecto y también por los "problemas de tráfico que pueden generar en una calle estrecha, de una sola dirección y que desemboca en el Palacio de los Deportes".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios