www.diariocritico.com

Acepta la declaración del Capitán Andrade

Fiscalía justifica la acción policial que terminó con la vida de Roszá

Fiscalía justifica la acción policial que terminó con la vida de Roszá

El Ministerio Público, que investiga los actos de la desbaratada célula terrorista liderada por el fallecido Eduardo Rózsa, justificó las acciones de la Policía Boliviana, que ejecutó el pasado 16 de abril en un operativo en Santa Cruz a tres miembros de la banda, porque se resistieron a la aprehensión disparando armas de fuego.

El fiscal del caso, Marcelo Soza, manifestó que según los informes del Comando General de la Policía Nacional, los efectivos antiterrorismo se vieron obligados a emplear armas de fuego ante la resistencia de los miembros de la célula de Rózsa, quien falleció en el operativo.

“Cuando escucharon la detonación los funcionarios policiales quisieron aprehender a estas personas; sin embargo, respondieron con armas de fuego, razón por la cual han tenido que utilizar también las armas de fuego, pero lamentablemente han fallecido estas personas”, señaló Soza.

El representante del Ministerio Público agregó que se tiene conocimiento de que Arpád Magyarosi probablemente portaba, en momentos que se produjo el operativo antiterrorista, una granada y no logró hacer detonar; por consiguiente, los policías actuaron protegiendo sus derechos.

En las últimas horas, la agencia Efe informó que un equipo de peritos húngaros concluyó de que el ciudadano rumano de origen húngaro Arpád Magyarosi, involucrado por la policía en un intento de asesinato contra el presidente de Bolivia, Evo Morales, el pasado abril, "fue ejecutado".

El 16 de abril, en el hotel Las Américas de Santa Cruz los policías de élite de la Unidad de Resolución de Crisis Utarc, desarticuló la célula terrorista supuestamente financiada por algunos dirigentes cívicos y empresarios cruceños, según la Fiscalía.

Eduardo Rózas, alias “el Germán” húngaro-boliviano de 49 años, fue abatido con siete disparos en su cuerpo que tenía la misión de formar grupos de autodefensa y coadyuvar en la consolidación de la autonomía independentista cruceña, según las investigaciones del ministerio público.

El irlandés Michael Dwyer de 24 años, experto en guerrilla urbana fue ultimado con cinco disparos y el rumano-húngaro Árpád Magyarosi de 28 años, francotirador y cantante fue abatido con siete disparos, según el Instituto de Investigaciones Forenses IDIF.
En tanto, el boliviano-croata Mario Francisco Tadik Astorga de 58 años, experto en explosivos y el húngaro Elot Toazo de 25 años, experto en artes marciales e informática, fueron imputados por los delitos de terrorismo, asociación delictuosa y otros, y se encuentran con detención preventiva en la cárcel de San Pedro de La Paz.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios