www.diariocritico.com
Poder Nacional y Poder Local

Poder Nacional y Poder Local

El 4 de abril de 2010 se elegirán alcaldes y concejales municipales en todo el país y, como nunca antes, estas elecciones se verán influidas de manera definitiva por lo que suceda el 6 de diciembre en los comicios generales. Si bien es cierto que la problemática local tiene su propia especificidad, incluso en lo político, la verdad es que en un momento de “refundación” estatal como el que vivimos, lo nacional determinará de una manera especial lo que suceda en los municipios.

La probabilidad cierta de la entronización de un escenario de hegemonía política nacional generará un reacomodo de las fuerzas políticas regionales y locales en función de la nueva realidad. En buena medida las opciones que se presenten al electorado se verán impelidas a la alineación a favor o en contra del esquema dominante. Y, por supuesto, partirán con ventaja aquellas alternativas que gocen del favor y el visto bueno del renovado oficialismo.

De allí que, más que en cualquier oportunidad anterior, el diseño científico y profesional de las estrategias políticas de campaña definirá la suerte de los contendientes. Las campañas municipales serán escenarios de batallas mediáticas memorables, si es que los opositores pretenden alguna oportunidad.

Un primer acercamiento analítico nos hace pensar que, si el electorado se comporta como en el año 2005, a la casi segura victoria contundente de Evo Morales en las elecciones nacionales, le debería suceder una suerte de “check and balance”, o sea unos frenos y contrapesos que surjan del poder local. La gente, a falta de un “moderador” eficaz en la futura Asamblea Legislativa Plurinacional, podría dar un mandato en ese sentido a las futuras autoridades locales y regionales.

Otro elemento a tomar en cuenta es que las elecciones municipales se realizarán todavía, y seguramente por última vez, con la legislación electoral antigua, es decir que los candidatos a alcaldes serán los que encabecen las listas de concejales y que si no obtienen la mayoría absoluta, entonces la definición se trasladará al seno del Concejo Municipal. Algo así como un resabio de la tan denostada “democracia pactada” del “ancient regime”.

En todo caso, quien pretenda ser protagonista de las próximas elecciones locales y regionales debería saber que ya está atrasado, si es que no empezó todavía, en el arduo trabajo de diseñar sus estrategias político - electorales. En ese sentido, monitorear, estudiar, analizar y en su caso influir sobre la campaña para la elección general y obtener insumos preciosos para sus campañas locales es la primera tarea que deberían encarar de manera impostergable los futuros candidatos y sus equipos.

Todo buen estratega sabe que la suerte del llamado “proceso de cambio” que encabeza el presidente Evo Morales no se definirá solamente en la elección general. Allí se jugará el primer tiempo de un dramático partido que encontrará su verdadera resolución en los comicios departamentales y municipales. El Gobierno lo sabe y está muy bien preparado para el reto. ¿Lo tendrán así de claro los que se oponen desde las regiones y el poder local?

*Ricardo Paz Ballivián
es sociólogo y constitucionalista.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios