www.diariocritico.com
¿Pasa algo en Cataluña?

¿Pasa algo en Cataluña?

Justo tres meses después de la consulta soberanista de Arenys de Munt, más de 150 municipios catalanes que habitualmente votan de manera mayoritaria a CiU y ERC repitieron la experiencia, sin vulnerar la legalidad. Se les preguntó si están de acuerdo con que la nación catalana se convierta en un Estado de derecho, independiente, democrático y social, integrado en la Unión Europea y mucha gente respondió que sí. En Sant Jaume de Frontanyà, el pueblo más pequeño de Cataluña, de 24 habitantes, votaron 19 y todos menos uno lo hicieron a favor de la independencia. En una tercera fase ya se organizarán consultas en los municipios más poblados, que es donde ganan los socialistas. Es decir, el independentismo ha querido jugar primero en casa y acudir con cierta renta a competir fuera. Las nuevas consultas están programadas para febrero y abril, y si bien no tienen consecuencias institucionales, es evidente que seguirán contribuyendo a generar un estado de opinión.

Los partidos y los medios ajenos al independentismo salen del paso como mejor pueden. El PSC del presidente Montilla no ve oportunas las consultas y da prioridad al Estatut, cuyo futuro depende del Tribunal Constitucional, y CiU dice que no alienta estos referéndums pero que sí los apoya, al ver en ellos una oportunidad para levantar la voz ante la incomprensión del resto de España. Lógicamente, el independentismo está a favor --ve en las votaciones un paso importante para que Cataluña sea un Estado libre e independiente en la UE-- y la derecha española, en contra de la espiral. Para el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, estas consultas no van a ningún sitio, y para El Periódico de Catalunya, próximo a la izquierda catalanista, es evidente que no es lo mismo una consulta de estas características que otra que pueda celebrarse en su día con efectos decisorios, si legalmente fuera posible –como en el caso de Quebec–, en la que los ciudadanos tendrían que aquilatar las consecuencias reales de una resolución tan seria. Mientras, son cada vez más los intelectuales catalanes que interpretan lo que está pasando en Cataluña como respuesta a lo que ellos definen como la caverna mediática de Madrid, donde simultáneamente sube la temperatura del termómetro que mide la catalanofobia.

En el fondo, quizá sea todo más normal de lo que parece, ya que, salvo error de todas las encuestas, la mayoría de los catalanes expresan sentimientos de identidad ambivalentes como catalanes y españoles, y creen en un futuro compartido con el resto de España, pese a los múltiples desencuentros que existen. Es más, a la hora de votar, garantizan el pluralismo --la izquierda y la derecha están duplicadas en clave catalanista y española-- pero sus partidos centrales son PSC y CiU, y no la independentista ERC. El nacionalista Artur Mas dice que es mejor no convocar un referéndum --de los de verdad-- porque ahora saldría que Cataluña quiere ser española.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.