www.diariocritico.com

Ha negado cualquier discrepancia con la Delegación de Gobierno

Gallardón tacha de puntuales los incidentes y asegura que no se va a tolerar la quiebra de la convivencia

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, ha negado cualquier discrepancia con la Delegación del Gobierno o entre las policías nacional y municipal en su actuación en los incidentes ocurridos las dos últimas noches en Malasaña, al tiempo que subrayó que estos hechos han sido "puntuales" y advirtió que las dos administraciones con competencias en seguridad no van a tolerar que se quiebre la convivencia y volverán a situar efectivos en el barrio si son necesarios.
El alcalde, en los actos de este 2 de Mayo/ Foto: JLJGallardón, que aconsejó a la oposición que, sobre este tema, "no criticase al Ministerio del Interior en campaña electoral porque se le puede volver en contra", destacó la "absoluta y plena colaboración que ha habido y habrá entre la Delegación del Gobierno de Madrid y el Ayuntamiento, entre la Policía Nacional y la Policía Municipal".

"Somos un ejemplo absoluto de coordinación, de buen trabajo, de apoyo completo. Tengo que decir que , frente a algunas informaciones que se han publicado hoy, expresamente, esta mañana en este acto se me ha acercado la delegada del Gobierno para desmentirlos, para decir que en ningún momento por parte de la Delegación del Gobierno se había producido ninguna crítica hacia la actuación de la Policía municipal, sino todo lo contrario, para destacar esa colaboración. Le he expresado ese desmentido de forma expresa a la delegada", dijo el alcalde.

 En segundo lugar, destacó que "conjuntamente", como siempre se ha hecho "por encima de cualquier diferencia política entre las dos Administraciones, Madrid es una ciudad que no va a tolerar de ninguna de las formas ningún acto de vandalismo en sus calles". "Tenemos absolutamente claro que el ejercicio profundo de la democracia consiste en que el espacio público pueda ser utilizado por todos de una forma pacífica, que respete los derechos de los demás", indicó el alcalde.

Desde luego, tanto la Policía nacional como municipal van a actuar siempre frente a aquellos que, no solamente hacen un abuso de lo que es el uso del espacio público, sino que además agreden a bienes, a ciudadanos e incluso a funcionarios que lo que hacen es garantizar nuestros derechos, manifestó.

 "Tenemos absolutamente claro que ese esfuerzo, en una ciudad que ha mejorado sus índices de criminalidad de una forma importantísima en los últimos cuatro años, tiene que seguir trabajando en esa misma dirección", planteó. "La Delegación del Gobierno tiene todo mi apoyo y la Policía Nacional ha actuado en todo momento correctamente -- como sé y me lo ha manifestado así la delegada del Gobierno-- tanto el Ayuntamiento como la Policía municipal tiene todo el apoyo del Ministerio del Interior", agregó.

Gallardón planteó, además, que "no puede hablarse de desproporción" de la Policía Nacional ni de la UIMP en el segundo día, cuando lo que ha habido es una agresión directa a la propia Policía. "Las imágenes nos muestran claramente que la presencia de la Policía era absolutamente necesaria", insistió.

 "Que nadie piense que esto significa que se han quebrado las reglas de convivencia de una forma dramática en la ciudad de Madrid, porque eso no ha ocurrido. Sólo es un hecho puntual, la Delegada lo ha calificado así y yo me sumo a esa clasificación, pero precisamente esos hechos puntuales son los que tenemos que cortarlos de raíz porque ninguna de las dos administraciones, ni el Ministerio del Interior ni el Ayuntamiento de Madrid, van a tolerar que se quiebre lo que es un modelo de convivencia de esta ciudad para toda España", explicó.

Así, subrayó que cuando los policías están en la calle, tiene que dar a todo el mundo "tranquilidad y seguridad". "Siempre y cuando exista una situación de aviso de que puede haber una utilización inadecuada del espacio público, habrá presencia policial", dijo Gallardón, quien destacó que los que han protagonizado los incidentes no han sido vecinos, sino personas "que van a buscar directamente el conflicto", a veces convocados a través de móvil. "Lo que la Policía no va a hacer, de ninguna de las maneras es tener una mirada indiferente a todo lo que significa esa quiebra", dijo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios