www.diariocritico.com
“Nosotros morimos todos los días un poquito”

“Nosotros morimos todos los días un poquito”

Las FARC entregaron pruebas de vida del mayor de la policía Guillermo Javier Solórzano y del cabo del Ejército Salín Antonio Sanmiguel, dos de los rehenes más recientes en poder de la guerrilla.

El cabo Sanmiguel, quien fue secuestrado el 23 de mayo de 2008 en el departamento del Tolima, expresó su esperanza en que el nuevo Gobierno que llegue a la Casa de Nariño en las próximas elecciones del 30 de mayo, los ayude a recobrar la libertad. "Esperamos que los nuevos vientos en la política...nos ayuden a salir de estas selvas", aseguró.

El uniformado también solicitó que se siga apoyando a la senadora Piedad Córdoba, quien ha actuado como mediadora ante el grupo guerrillero en los procesos de liberación, con el objetivo de que ésta siga buscando su liberación.

"Sigan apoyando a la senadora Piedad Córdoba, aunque mi sentido militar me impide hacerme partícipe de algún partido en especial. Apoyen a la senadora Piedad Córdoba, que es la que nos ha estado colaborando en todas estas gestiones", puntualizó Sanmiguel.

El cabo además invitó a la Iglesia Católica a no interrumpir a los familiares que realizan jornadas en las que piden por la liberación de los policías y militares secuestrados por las FARC. "Por favor entiendan el dolor de nuestras familias y, aún más, no jueguen con ellas", subrayó.

Por su parte, el mayor Solórzano, que fue privado de la libertad el 4 de junio de 2007 entre los municipios de Florida y Pradera, aseguró que el hombre "tiene dos vidas, una que sufre y otra que resiste", al impetrar al Gobierno y a las partes en conflicto para que lleguen a un acuerdo humanitario de canje de rehenes por guerrilleros presos.

"Nosotros morimos todos los días un poquito", agregó el mayor de la policía, quien pidió a los colombianos luchar para que ellos no sean recordados como valientes hombres que perecieron en cautiverio.

"Aquí seguimos esperando por nuestra libertad", agregó el oficial de la Policía, quien en el mismo sentido que Sanmiguel y los demás rehenes, esperan que con el nuevo panorama político que se avecina se puede llegar a un acuerdo humanitario.


Las reacciones de los familiares


Al conocer las pruebas, la madre del mayor Solórzano, Noemí Julio, aseguró que desde 2009 no tenía información de su hijo y agregó que sentía "alegría de escucharle porque a pesar de su sufrimiento está muy fuerte".

Por su parte, Olga Valderrama, madre del cabo Sanmiguel, indicó que la prueba de vida es una bendición de Dios. "Es una noticia espectacular, estoy dichosa de que mi hijo está al menos vivo, lo pongo en manos del Espíritu Santo", agregó.

Los vídeos, cuya duración es de 6:20 y 4:50 minutos, llegaron en un disco compacto a la emisora de Caracol Radio en la ciudad de Cali. El material fue grabado en espacios que tenían como fondo una tela de uniforme de camuflado, en donde los uniformados recuerdan la mayor parte del tiempo a sus familiares.


Notas relacionadas...












¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios