www.diariocritico.com

Una nueva generación lleva a La Furia al triunfo

   La selección española liderada por Vicente del Bosque desde el banquillo ha hecho historia al conquistar el Mundial con un combinado que aúna casi a la perfección la veteranía de algunos jugadores todavía jóvenes con el hambre de títulos de otros que debutan en una cita mundialista, en una generación ganadora y sin complejos.

   Sin duda, recordar el triunfo en la Eurocopa de 2008 supuso un extra de moral para los 15 jugadores de la actual 'Roja' que estuvieron en Austria y Suiza, unos jugadores que rompieron con el pesimismo y derrotismo del pasado que, con sangre nueva como la Pedro, Piqué, Mata o Busquets, quieren culminar un ciclo sin fin gracias a la juventud del grupo.

   Hombres como el capitán Iker Casillas, Fernando Torres o Carles Puyol son los 'veteranos' de una selección de las más 'babys' que ha tenido nunca España, y de las más talentosas. Se trata de una nueva generación con un fútbol muy distinto al que históricamente ha desplegado España. El mismo seleccionador no se esconde, ni los jugadores tampoco. Es un fútbol inspirado en el control del balón, en mimarlo, y en una ordenada defensa que empieza en el punta. Es, en definitiva, un estilo parejo al del FC Barcelona.

   Hasta siete integrantes de España son titulares en un FC Barcelona que hace dos temporadas lo ganó todo y que en esta revalidó el título de Liga y conquistó las Supercopas de España y Europa y el Mundial de Clubes. A Valdés, Piqué, Puyol, Busquets, Xavi, Iniesta y Pedro hay que sumarle el primer refuerzo, David Villa, y un hombre que se crió en la Masia, Cesc Fábregas.

   Con ellos en el terreno de juego, más la aportación de 'vacas sagradas' de la 'Roja' como Casillas, Ramos, Xabi Alonso y Capdevila, España ha logrado el mayor éxito en sus noventa años de historia competitiva.

   Pero ello, además de que Villa ha sido el Bota de Oro empatado con Sneijder, Müller y Forlán -con 5 goles--, sería imposible sin el grupo de centrocampistas y su 'tiki-taka', como decía Andrés Montes. Xavi, y sus discípulos Iniesta, Fábregas y Busquets, nutren al equipo de balón, lo oxigenan y le imprimen ritmo cuando y como quieren. Son los directores de orquesta tanto en conciertos a ritmo de 'rock&gol' como más de vals, como fue el de Alemania.

   Con una breve mirada al pasado queda comprobado el cambio de ciclo, al ver a sólo 11 jugadores del actual combinado en el grupo del Mundial 2006 de Alemania. Y, de ellos, solo Casillas, Puyol, Xavi, Torres, Iniesta, Alonso, Ramos y Villa tienen una presencia destacada hoy en días. Ha llegado el momento de que, junto a la nueva hornada, de culminar un gran Mundial con una victoria sobre una Holanda que renunció al fútbol ofensivo que en su día empezó a hacer rodar la 'Oranje' de Johan Cruyff y compañía.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios