www.diariocritico.com
Presidente del BM renunció por amor

Presidente del BM renunció por amor

El corazón traicionó a Paul Wolfowitz, y lo puso entre la espada y la pared. El duelo terminó con su inevitable renuncia al cargo de presidente del Banco Mundial.
La decisión pone fin a un largo escándalo originado por el aumento del sueldo a su novia, Shaha Ali Riza.

"Es necesario encontrar un camino adelante... Por ello, anuncio que dimitiré como presidente del Banco Mundial al final de este año fiscal, el 30 de junio", indicó Wolfowitz en un comunicado.

En un texto paralelo emitido por el Consejo Ejecutivo de la institución, sus directores informan que "inmediatamente empezará el proceso de nominación de un nuevo presidente".

Shaha Ali Riza, 52 años, un hijo, es ciudadana británica de origen árabe y compañera sentimental de Wolfowitz. Según varios funcionarios del Banco que han trabajado con ella, es una mujer ambiciosa, dura, inteligente y muy bien conectada.

"Yo creo que lo que más destacaría de ella es su ambición", dijo a Efe una empleada del Banco Mundial (BM) que conoce personalmente a la novia de Wolfowitz.

Riza trabajaba para el Banco Mundial cuando Wolfowitz asumió la presidencia.
Tres meses después, en septiembre del 2005, fue transferida al Departamento de Estado de EEUU para evitar un conflicto de interés, aunque permaneció en la nómina del Banco Mundial.

Su salario pasó de casi 133 mil dólares a 180 mil dólares y con la primera revisión anual, su retribución alcanzó los 193.590 dólares, más del doble de lo que establecen las normas internas del Banco Mundial.

Antes de ser transferida al Departamento de Estado, Riza  trabajaba como responsable de comunicación en el Departamento del BM para Oriente Medio y el Norte de África. En ese cargo se labró también fama de jefa solidaria y leal a su equipo durante sus ocho años en el organismo.

"Wolfowitz es un buen hombre, apasionado por las dificultades de los pobres en el mundo. Hubiéramos preferido que se quedara al frente del Banco, pero el presidente acepta su decisión", informó Tony Fratto, uno de los portavoces de la residencia oficial estadounidense.

La dimisión de Wolfowitz requirió un largo proceso de negociación ante la demanda de éste de que el comunicado final reconociese que actuó de buena fe al decidir los detalles de las condiciones laborales de su novia, Riza.

El Consejo reconoció en su comunicado que Wolfowitz actuó de buena fe e informó de que volverá a reunirse mañana para aclarar los detalles del proceso interino. "(Wolfowitz) nos aseguró que actuó de forma ética y con buena fe en lo que él creía era el mejor interés de la institución y nosotros lo aceptamos", señala el comunicado del Consejo Ejecutivo, integrado por 24 directores que representan a los 185 miembros de la entidad.

El documento también destaca que el resto de personas involucradas en el traslado temporal de Riza al Departamento de Estado y las condiciones del mismo, también actuaron de buena fe.

En una rueda de prensa con el primer ministro británico, Tony Blair, el presidente de EEUU, George W. Bush, lamentó en tono sombrío que "las cosas hayan llegado a este punto" e insistió en que el ex número dos del Pentágono "actuó de buena fe".
Pero el BM parece listo para abrir un nuevo capítulo.

Las fuentes consultadas por Efe señalan que existe el sentimiento generalizado de que este escándalo ha dañado la credibilidad de la institución y que será necesario renovarla, haciendo hincapié en temas como la reforma de la institución.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios