www.diariocritico.com

El candidato a alcalde explica su punto de vista

Entrevista a Jaime Lissavetzky: 'No estoy contra la deuda sino contra su mal uso'

Entrevista a Jaime Lissavetzky: "No estoy contra la deuda sino contra su mal uso"

Jaime Lissavetzky (Madrid, 1951) es secretario de Estado para el Deporte y candidato socialista a la Alcaldía de Madrid. Lleva a gala su currículum en la política madrileña. En sus cargos como consejero se desarrollaron la Universidad Carlos III, la Peineta, la Escuela de Cine o el Teatro de la Abadía.
EV. ¿Qué ideas trae en su nuevo desembarco en Madrid?
Vengo a quedarme. Tengo ideas, ganas, equipo y a Madrid en la cabeza y el corazón. Ha habido cambios en la ciudad desde que dejé la política madrileña. Demografía, infraestructuras... Estoy en una fase de composición y apertura de una oficina electoral que podré abrir en los próximos días. A partir de ahí, aunque voy teniendo contacto con diversos grupos, quiero tomarme estos dos meses para perfilar nuestra oferta programática. No voy a decir que todo esté mal. Ni es mi estilo ni lo pienso. Eso sí, hay cosas mejorables en cuestiones sociales y económicas. Voy a combinar micropolíticas en los distritos con otras propuestas más electorales y estructurales. La campaña va a ser limpia, respetuosa e intensa por mi parte.

EV. ¿Qué formas propone para crear riqueza?
Madrid es un gran centro financiero pero hay que trabajar en otra línea. Es lo que llamo las neuronas, las universidades, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Sería potenciar el trabajo en la línea de empresas de base tecnológica como se está haciendo con la red de viveros de empresa, una iniciativa que me parece correcta. En la ciudad hay muchas personas muy cualificadas que pueden generar riqueza. Esta productividad debe permitir que cuando venga otra crisis estemos mejor preparados. Otra idea: creo que Madrid no ha potenciado lo suficiente la sociedad de las nuevas comunicaciones y la logística. Hay que aprovechar que es el centro de España y tiene una magnífica conexión de transportes. Tampoco se está teniendo en Madrid una excesiva atención por los espacios públicos. Hay que apostar por una ciudad más habitable. Quitan bancos en vez de ponerlos, las fuentes no funcionan, hay talas masivas de árboles y un problema de contaminación atmosférica y acústica muy serio.

EV. Eso es ambicioso y la legislatura próxima va a estar marcada por la falta de dinero ¿Cómo se estructura un programa electoral con esta adversidad?

Tengo que decir lo que es mejorable en la ciudad. No existen salvadores que vengan a arreglar todo de golpe. Voy a hablar con aquellos que aporten ideas para conseguir una ciudad mejor: vecinos, universidades, empresas, sindicatos. Muchas veces, eso es más importante que el dinero para cambiar las cosas. No hay que dejarlo todo a expensas del dinero, aunque hay que fomentar sectores estratégicos que creen empleo e innovación. Por su parte, Alberto Ruiz-Gallardón es muy buen político pero muy mal gestor. Ha endeudado de una manera terrible Comunidad y Ayuntamiento. No puedes pasar por los sitios, dejar tu obra y cuando te vas, que venga otro y lo pague. Tampoco se puede permitir que el diálogo entre la administración municipal con la regional esté prácticamente roto, o más bien, en la sección de Sucesos. Con el Estado, el diálogo ha sido bueno hasta hace poco. El alcalde ha insultado al presidente por una deuda que ha generado él y luego amenaza con llevar a los tribunales al Gobierno de España si no accede a sus peticiones. Lo que no sé es si eso corresponde a decisiones políticas o a la defensa de los madrileños. En todo caso, no les favorece. Yo quiero gobernar desde el diálogo, no desde la confrontación.

EV. Pero eso no arregla el problema de la financiación local.
El programa de los socialistas pasa por afrontar de una vez por todas la financiación local. El Estado es como un muñequito gordito que tiene unas patitas muy delgadas que son los ayuntamientos, con competencias impropias y otros problemas. Hay que hablar de este tema. La Ley de Haciendas Locales se firmó en 2003, cuando gobernaba el PP, y tengo actas en las que Álvaro Cuesta (PSOE) decía que este modelo dependía de la situación económica general y de los impuestos, con lo que dejaban más desprotegidos (los populares) a los ayuntamientos. No voy a jugar a quién metió la pata. El modelo tiene fallos que hay que corregir...

EV. ¿Este tema se lo ha comentado usted a Zapatero?
De aquella manera. No he tenido una reunión de trabajo sobre este tema. Pero el presidente sabe de mi preocupación. Es muy difícil explicar lo que se debe o lo que no. Sólo se entiende cuando lo estás viviendo como lo están viviendo los propios ciudadanos. Entonces te das cuenta de que se está hipotecando el futuro. También digo que no existe un botón mágico que arregle todos los problemas. Eso sí, creo que cabe mucha más austeridad, eficiencia, racionalización y priorización. Me parece muy bien que se fomente el deporte, pero no puede aceptarse siempre el salto de zanja. Las obras son necesarias pero hay que poner a los ciudadanos por delante. Yo no voy a criticar la M-30 pero ha generado un endeudamiento tan grande que compromete otras actuaciones y tampoco ha mejorado la movilidad de forma significativa.

CM. ¿No hay que refinanciar la deuda para que el Ayuntamiento salga adelante?
Hay cierto desconocimiento sobre lo que ha pedido el alcalde. Ruiz-Gallardón ha pedido endeudarse, más que refinanciarse. El endeudamiento sólo se permite para inversiones, no para gasto corriente. Él pide más endeudamiento llamándolo refinanciar la deuda. Tú no puedes gestionar mal, insultar llamando mentiroso y envidioso a alguien, y luego pedir que te dé facilidades y fórmulas para que pagues tus gastos. La solución estructural tiene que llegar la próxima legislatura con la nueva financiación local, suponiendo que se tramite para entonces. El Ministerio de Hacienda ha sacado estrategias de saneamiento de deuda de las que se beneficia el Ayuntamiento, entre otros municipios con problemas. Es una fórmula hasta que se obtenga una solución global y equilibrada que no perjudique a los que lo hacen bien ni beneficie a los que lo hacen mal.  

EV. Hay soluciones tangenciales para mejorar la financiación municipal, como arreglar el desbarajuste de las competencias impropias.

Se escucha más el ruido que la música. Tenemos datos del dinero que se está aportando desde el Estado. Por ejemplo, en la dependencia. El Gobierno destina unas partidas de fondos que la Comunidad de Madrid no acepta, entonces no es culpa nuestra ¿Alguien piensa que existe una conspiración universal contra Madrid? No hay buenos y malos, ni verdugos y víctimas. Hay que ser razonable y pragmático. El Estado está financiando obras en Madrid. Si nos atenemos a los hechos, el Gobierno de Aznar invirtió un 42 por ciento menos de lo que ha invertido el de Zapatero, que han sido 8.500 millones sólo en partidas del Ministerio de Fomento.

EV. La bandera del PSOE contra la gestión de Ruiz-Gallardón esta legislatura ha sido el Palacio de Cibeles, un proyecto que propuso Trinidad Jiménez.
El Palacio de Cibeles me parece estupendo. Trinidad Jiménez tuvo una buena idea. No es responsable de que le copien la idea y no la gestionen bien. No me parece bien es que se presupueste una obra de remodelación por 40 millones y cueste 100. Hay que saber qué inversiones haces, cómo las haces y qué fruto sacas de ellas.

CM. ¿Qué hay de la deuda?
Madrid tiene un problema económico grande por una deuda exagerada que representa la cuarta parte del conjunto de la de los ayuntamientos. Ha pasado de 1.400 millones a 7.145 desde que gobierna Alberto Ruiz-Gallardón. Cada madrileño debe por ello unos 2.000 euros. No tengo nada contra que haya deuda en un municipio pero sí contra aquello en lo que se ha utilizado. Se han hecho obras con una mala gestión. Ha habido muchos incrementos de presupuesto para las mismas.

EV. Conoce el deporte madrileño ¿Es más necesaria una Peineta o un polideportivo de La Cebada?

Eso es como decir que mientras haya analfabetos no se deben hacer universidades. Son cosas compatibles que no se hacen porque el que gestiona no lo ha hecho bien. Yo no habría cerrado infraestructuras deportivas municipales como se ha hecho, ni habría descentralizado el IMD. La política deportiva municipal no es acertada porque, comparada con la de Barcelona, está mucho peor dotada. Los Juegos Olímpicos eran una gran oportunidad de traer inversiones, generar riqueza y empleo, y mejorar el deporte. No tenían que suponer un detrimento de otras instalaciones dedicadas al deporte de base. Todo ha sido fruto de una cierta dejación de funciones en la política deportiva municipal. Lo que no aceptaré es que porque no se haga una cosa no se pueda hacer otra a la vez. Se puede andar y mascar chicle. Eso sí, pagando lo que cuesta. Estoy a favor de la Caja Mágica, pero no de que se presupueste en una cantidad y luego se duplique la factura.

EV. Ruiz-Gallardón comentó que hay cosas más importantes que ser alcalde ¿Cómo ve de adversarios a Ana Botella o Manuel Cobo?
La confrontación es partido a partido. Hay marcas como el PP y el PSOE. Y luego hay productos, que son los cabezas de lista. En campaña hay un enfrentamiento personal democrático y legítimo. Ruiz-Gallardón es un político que no ha salido de Madrid en toda su carrera. Yo me he reinventado y he salido de la política madrileña para ocupar otros puestos. Si para él lo más importante no es ser alcalde, aunque sí lo que da más satisfacciones...

CM. Lo que da más honor ¿Ahora va en busca de la gloria?
Yo estoy licenciado en la Administración General del Estado como secretario de Deportes durante 7 años y oposición. Habrá que preguntarle a él qué busca. Manuel Cobo es un político excelente con el que he convivido y del que he sido adversario, y al que me une una buena relación. A Ana Botella la conozco menos. Pero como la gestión que quiera hacer como alcaldesa es la que está haciendo como responsable de Medio Ambiente... En fin. Yo creo que Ruiz-Gallardón va a ser el candidato como ha dicho, y yo creo en el hecho formal.

CM. Si hay mayoría de izquierdas ¿le dolerían prendas gobernar con Izquerda Unida?
Yo formé parte del pacto entre PSOE e IU entre 1991 y 1995. Por mi parte no habría ningún problema si los programas de ambos partidos son sumables.

EV. ¿Y con UPyD?

No tiene programa ahora mismo ni conozco a su candidato. Pero que quede bien claro, nosotros salimos a ganar sin complejos. En política y en deporte no hay nada escrito. No hay que pensar por qué no. Hay que cambiar la psicología. Lo importante es ganar, pero no a cualquier precio como el de la mala gestión.

CM. ¿David Lucas va a seguir en el Ayuntamiento?
He hablado muchas veces de eso y cuento con él. Tiene las puertas del Grupo Municipal Socialista abiertas. Ha hecho una labor excelente de oposición, con lo difícil que es hacerla. Me estoy basando en el trabajo que ha hecho con su equipo para elaborar mi plan electoral.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios