www.diariocritico.com

Especialistas en la confusión

Lo de Chaves resulta penoso, tristemente penoso. La disculpa hecha en el Senado sobre el asunto de los "eres" fraudulentos de la Junta de Andalucía da risa y, cuanto menos, produce vergüenza ajena. Uno, que ha tratado a Manuel Chaves durante casi veinte años (los que ha estado al frente del Gobierno andaluz), que ha compartido con él cafés, cervezas, entrevistas, almuerzos y algún que otro viaje, siempre ha creído que no era una lumbrera, pero nunca pensaba que fuese capaz de argumentar una justificación tan zafia y ridícula como la respuesta que dio el otro día al senador del PP, Rafael Salas a cuenta de los 647 millones de euros pagados por la Junta de Andalucía para subvencionar expedientes de regulación de empleo fraudulentos. Ahora resulta que la culpa de los "eres falsificados" la tiene ¡cómo no, el responsable de la guerra de Irak!, Aznar y, por delegación, su ministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, Javier Arenas y Juan Ignacio Zoido. Demasiao pal body que diría un castizo. Afirma el ex presidente de la Junta de Andalucía y vicepresidente tercero del Gobierno que el ere de Minas de Riotinto, uno de los más cuestionados por la prensa local, fue firmado por el entonces delegado del Gobierno en Andalucía, Juan Ignacio Zoido, y aceptado por el entonces ministro de Trabajo, Eduardo Zaplana y por el Gobierno que presidía José María Aznar. Lo que se calla Chaves es que Zoido se limitó a ratificar con su firma, como recogía la normativa legal, un expediente cuya lista de afectados que incluía a señoras de la limpieza y a oficinistas como mineros la había presentado la Junta de Andalucía, de la que él era el presidente. Lo que estaba falsificada era esa lista en la que se incluía a limpiadoras, oficinistas y personal de administración como trabajadores de la mina para que pudiesen cobrar todos los complementos. Digo que es ridícula la acusación a Zoido porque quien tenía que comprobar si el listado de trabajadores afectados por el expediente de regulación de empleo era el correcto era la Junta, que es la que pagaba, y no el Gobierno central. Así que dejémonos de gilipolleces y seamos serios. Se supone que los andaluces comulgamos con ruedas de molino, pero, por favor, don Manuel, no nos tome por tontos. Desde Madrid no se deben de ver las cosas de distinta manera de cómo usted mismo las veía en Sevilla hace sólo dos años.

La culpa de esta ridícula vuelta de tuerca al escándalo de los eres, de esta intencionada "ceremonia de la confusión", no la tiene Chaves. Estoy convencido que todas esta campaña argumental de contrataque infantiloide tan escasa de trapío como de pruebas, la ha montado o bien el mago Zarrías o alguno de los "griñaninis". Da la impresión de que alguien, buscando papeles para exculpar a la Junta y al PSOE, encontró el "ere" de Minas de Riotinto y descubrió que lo había firmado Zoido.  ¡Eureka, lo encontré!, se dijo. De ésta me hacen delegado provincial, añadió. E inmediatamente lo puso en conocimiento de la Ejecutiva regional. Y Mario Jiménez, el portavoz del Grupo Socialista en la Cámara andaluza, que se considera un premio nobel de la política cuando no es más que un mal becario, montó la estrategia. Desde Chaves a Mar Moreno, pasando por Griñán, Pizarro y todo aquel que haga alguna declaración, hay una consigna: "El PP es el responsable del ere de Riotinto". Y, efectivamente, han ido todos a una. Son especialistas en montar "ceremonias de la confusión" para tratar de desviar la atención de lo realmente fundamental, que no es sino la dilapidación de 547 millones de euros del bolsillo de todos los andaluces para pagar jubilaciones millonarias a compañeros del partido y de la UGT. Y lo han conseguido, vaya si lo han conseguido.

Desde hace dos días, el PP está jugando a la contra, tratando de defenderse de los infundios propagados por los socialistas, y perdiendo la iniciativa en el escandaloso asunto de los "eres" falsificados. Unos genios, hay que reconocer que son unos genios del "macguffin", ya saben, del paripé para desviar la atención, de buscar "chorradas" para que la gente no se ocupe de lo fundamental, que es el robo masivo a las arcas de la Junta. Al final, ya lo verán, apoyados por los medios de la cuerda, le darán la vuelta a la tortilla y pondrán al PP en la picota de demostrar que ni Aznar, ni Zaplana, ni Zoido ni Arenas, tuvieron nada que ver con esta macroestafa a los andaluces. Todos lo sabemos, incluso ellos mismos, pero el caso es esparcir mierda por todos lados para tratar de ocultar su asquerosa porquería. Las elecciones municipales están a la vuelta de la esquina y hay que hacer lo que sea para ganar los máximos pueblos posibles, donde la gente sólo se informa por Canal Sur. Es la doctrina Rubalcaba y la van a ejercer a rajatabla.. Ya verán.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios