www.diariocritico.com

Macabro hallazgo

Periodista digital asesinada

Periodista digital asesinada

El cadáver decapitado de la reportera Elizabeth Macías fue hallado junto a un mensaje que decía que fue asesinada por informar sobre el crimen organizado.
Los periodistas mexicanos comenzaron a desactivar sus cuentas en las redes sociales en precaución a eventuales ataques de las bandas del narcotráfico, en el marco de una crisis de seguridad que los obligó a vestir chalecos antibalas sobre todo en el norte del país. La decisión fue adoptada de forma individual luego de que la Policía de Nuevo Laredo, Tamaulipas, halló el fin de semana el cuerpo decapitado de la periodista María Elizabeth Macías, jefa de redacción de un diario local, y junto al cadáver el teclado y el ratón de su computadora y una advertencia contra el periodismo en internet y redes sociales. “La Nena de Laredo” El cadáver fue abandonado junto a un mensaje firmado “ZZZZ” que la identificó como “La Nena de Laredo” y advirtió que fue asesinada por informar del crimen en las redes sociales. El mensaje también mencionó a una web de comunicaciones por chat y redes sociales http://www.nuevolaredoenvivo.es.tl) que colocó en su portada un crespón negro de luto por la muerte de “NenaDLaredo” junto a una de sus entradas del 22 de septiembre en la que se lee: “Cacería de ratzzz, si ven a dónde korren esos DENUNCIENLOS xfa”. La Policía responsabiliza al cártel de Los Zetas y a sus rivales del Cártel del Golfo de la ola de violencia que vive Tamaulipas desde inicios de 2010 y de la cual, por los medios locales no informan por miedo a las amenazas. El hallazgo del cadáver de Macías, de 39 años, reforzó el clima de temor entre los periodistas mexicanos. La gubernamental Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) señala que desde 2000 suman 77 los periodistas asesinados en México y 15 los desaparecidos. Las fatídicas cifras se integran a una nómina de 50.500 asesinatos ocurridos desde diciembre de 2006 a la fecha, en el marco del combate militar al narcotráfico ordenado por el presidente Felipe Calderón. Tarea de héroes México es considerado como uno de los países más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo, según organismos no gubernamentales defensores de los derechos humanos que destacan que trabajar en un medio de comunicación “sigue siendo una tarea de héroes”. En diciembre de 2006, al asumir el poder el presidente Calderón, del Partido Acción Nacional (PAN), optó por enviar a miles de militares a las calles para enfrentar a las organizaciones criminales, en tanto impulsa una reorganización de las corporaciones policiales en el país. La CNDH pidió al Gobierno de Calderón “acciones de política pública” concretas para prevenir los asesinatos de periodistas y otras para “abatir la impunidad” en torno a estos sucesos. El organismo humanitario sostiene que ejercer el periodismo en México sigue siendo una actividad “de alto riesgo, de alta vulnerabilidad y es importante que las autoridades de los tres órdenes de Gobierno implementen acciones inmediatas en materia de prevención del delito”. A todo esto, dos periodistas del diario El Mañanero de Acayucan, Veracruz, sobre el Golfo de México, se encuentran desaparecidos, denunciaron colegas y familiares. Se trata de Daniel Flores Guillén y Manuel Gabriel Flores Hernández, reporteros del periódico del municipio Jesús Carranza. La Unión de Periodistas de Coatzacoalcos exigió al gobernador de Veracruz, Javier Duarte, la pronta investigación de este hecho.  
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios