www.diariocritico.com

Por los "decepcionantes" resultados

Vueling retrasa una año la compra de nuevos aviones

Vueling retrasa una año la compra de nuevos aviones

El consejero delegado de Vueling, Carlos Muñoz, señaló ayer que la compra de nuevos aviones, que se debía anunciar después de la vacaciones de verano, se verá retrasada entre seis y doce meses tras los "decepcionantes" resultados registrados en el primer semestre del año.
Muñoz explicó a Europa Press que los motivos que llevan a este retraso "no son sólo económicos", si no que también ha influido el mercado actual de la venta de aviones. Muñoz consideró que "ahora no es el mejor momento para hacer adquisiciones de nuevas aeronaves".

   Vueling preveía obtener una financiación de entre 800 y 900 millones de euros para la compra de 40 aviones, que negociaba con Airbus y Boeing y que debía cerrarse este mismo verano. A precio de catálogo el pedido ascendía a 2.700 millones de euros, pero la compañía preveía beneficiarse de un descuento sustancioso.

   El consejero delegado de Vueling consideró que prefieren esperar un tiempo puesto que prevén que "la fuerte demanda actual se normalice y bajen los precios". Asimismo, destacó que la situación "extremamente competitiva" que se está dando en España se normalizará en los próximos meses cuando se conozca el futuro de Iberia y su filial Clickair y el de Spanair, sus dos máximos competidores ahora mismo.

   En cuanto a los resultados, Muñoz hizo hincapié en que estos son "peores de lo que esperaban" y explicó que se deben, principalmente a la reducción del precio medio del billete --de los 43 a los 35 euros-- y a la subida del precio del combustible.

   En este sentido, reconoció que este mercado "tan competitivo" se mantendrá durante los próximos meses y hasta final de año, por lo que la empresa ha decidido anunciar unos resultados económicos para finales de 2007 más conservadores.

   En concreto, la compañía explicó que pasa de tener una facturación prevista de 425 millones para este ejercicio, a situar el volumen de negocio entre los 370 y los 387 millones, mientras que el Ebitdar se colocaría en los 23 millones en vez de los 42 previstos.

   FORTALECER RUTAS EN VEZ DE NUEVOS DESTINOS

   Por lo que se refiere a la evolución del negocio, Muñoz señaló que de momento mantienen la creación de la nueva base en Sevilla, pero reconoció que para el futuro, su voluntad es "fortalecer las rutas ya existentes en vez de llegar a nuevos destinos".

   Asimismo, destacó que tienen la intención de focalizar su esfuerzos en los viajeros de negocios, por lo que esperan desarrollar más frecuencias a los mismos destinos pero con horarios eminentemente de negocios, a primera y última hora del día.

   Por otro lado, la empresa también tiene previsto seguir creciendo en el sector de los productos relacionados con la venta de billetes, como el alquiler de coches, la reserva de hoteles, la venta de seguros o los servicios añadidos como asientos más grandes durante los vuelos.

   Sobre el precio de las acciones en Bolsa, Muñoz explicó que "es muy difícil hacer previsiones a corto o medio plazo", e insistió en que las aerolíneas "corren una carrera de fondo en la que Vueling esta muy bien situada, tanto por su estructura de gastos, como por la fuerza de su imagen de marca".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios