www.diariocritico.com

OPINIÓN// Víctor Gijón

Yo tampoco iré a ver a Bassi

Es improbable que acuda a ver un espectáculo que, por razones ideológicos o estéticas, no me agrade. Sólo lo haría en el caso de que alguien intentará prohibirlo y con mi presencia lo impidiera. Los que padecimos la censura, en lo grande y en lo pequeño, jamás, repito, jamás, reclamaremos su vuelta, ni siquiera cuando se invocan sacrosantos principios.

Me da lo mismo que se sientan ofendidos los príncipes de la Iglesia o los discípulos de Mahoma. Por tanto, libertad de expresión para Leo Bassi, a cuya representación en Santander no iré por dos razones. Primera, porque había olvidado que el cómico formaba parte del programa cultural de la Obra Social, laguna de la memoria que las alarmistas cuatro columnas de ayer en El Diario Montañés han reparado. Y segundo, porque aún sin la publicidad gratuita del periódico conservador el espectáculo tildado ‘La Revelación’, del que he leído varias reseñas, no me interesa lo más mínimo.

Espero que los que no están de acuerdo con Bassi y consideran su obra impropia, blasfema, que “ofende gravemente a los fieles católicos y a sus creencias más sagradas”, citó literalmente las palabras de la nota del Obispado de Santander, hagan como yo: no acudir a la representación.

En este asunto lo que me sorprende es su utilización política. Resulta increíble que el presidente del Gobierno regional se vea obligado a dedicar parte de su tiempo a explicar lo obvio: que no tiene nada que ver con la programación de la controvertida pieza teatral y que, aunque así fuera, la libertad de expresión, su cercenamiento, tal como le piden en una campaña orquestada por la extrema derecha, no se encuentra entre sus potestades ni entre sus deseos.

Claro que otros van más lejos, como esos sacerdotes que amenazan a Revilla con pedir desde el púlpito que no se le vote si no prohíbe la pieza. Espero que no cometan tal despropósito y si lo hacen reciban la respuesta de los muchísimos católicos que ya no practican ni la fe del carbonero ni comulgan con ruedas de molino.

La nota chusca de todo este asunto es que mientras quienes piden la hoguera para Bassi y el rechazo electoral para Revilla tienen todo el tufo de simpatizar con el PP –de hecho han sido alcaldes de ese partido los que han prohibido las representaciones de ‘La Revelación’ en algunas ciudades españolas--, es un alto dirigente del PP, Francisco Rodríguez Argüeso, en tanto que presidente de la Obra Social, quien dio el voisto bueno a la inclusión de Bassi en el programa cultural de otoño-invierno a propeusta del Aula de Teatro de la Universidad de Cantabria.

Y si lo cuento no es, en absoluto, para que se lapide a dicho político, que espero no ceda a las presiones político-mediáticas para suspender la función, sino para que sus correligionarios se den cuenta del ridículo que hacen insultando y amenazando a Revilla.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.